Llega diciembre y todos comenzamos a buscar aquel arbolito de Navidad que hace casi un año guardamos muy bien, y vaya a saber a dónde quedó. Probablemente esté ajado y destartalado dado que hace varios años que lo tenemos y que las luces se quemaron o las guirnaldas se pelaron y una que otra bola se quebró en el trajín del envoltorio para su guardado.

Aquí en nuestra sección de Decoración y Jardín vamos a ver opciones para tener un árbol de Navidad diferente y más acorde a nuestra realidad, mientras vemos de qué manera podemos divertirnos en familia armando esta tradición y reutilizamos cosas que tenemos en casa.

Para empezar, podríamos elegir un arbolito que tengamos en el jardín, y a la vez aclaro, no necesariamente debe ser “árbol” y menos que menos “pino” eso ya depende del gusto personal de cada uno, pero bien puede ser un arbusto que queramos mucho, o ramas secas acomodadas de manera tal que hagan a la estructura de un árbol, o un lindo cactus, o un árbol frutal… Todo es aceptado cuando la creatividad toma el mando.

Aquí vemos algunos ejemplos…

He visto en nuestra ciudad, muchas casas con tremendos jardines donde la variedad de vegetación permite crear un verdadero Parque Navideño, porqué no aprovecharlo!

Un recurso muy interesante es usar plantas nativas, como la sombra de toro (que se le asemeja mucho al muérdago y la hallamos en cualquier algarrobo del pueblo) o bien una estrella federal que tiene esos tres colores navideños.

A la hora de adornar la planta seleccionada, podemos pintar piñas de colores, o hacer campanas con picos de botellas plásticas pintados, o utilizar tiras de tela para hacer nuestra propia guirnalda con estilo.

Tengamos en cuenta que si pensamos agregarle luces de colores es imprescindible tener cerca un enchufe y que esté protegido de la lluvia.

Los colores típicos navideños son: verde, rojo y blanco, pero también podemos innovar usando colores menos esperados y combinarlos con mucho brillo para realzar el espíritu festivo.

Entonces una vez preparados todos los materiales y cual planta del jardín tendrá la dicha de ser “el arbolito” armamos mate, dejamos bajar las musas y a decorar nuestro parque con todo lo que tenemos a mano! Una actividad familiar más que divertida!