Sabías que la mayor cantidad de partos registrados en el mundo se da en los meses de octubre y noviembre. No es casualidad, 9 meses después del “Día de los Enamorados”. Y el amor nos conecta con la trascendencia… la unión de dos almas para siempre materializadas en los hijos.

Ser madre es el sueño de un gran porcentaje de mujeres. Algunas esperan desde pequeñas este momento, otras planifican con detalle y otras tantas se ven frente a la realidad de ser madres sin pensarlo ni soñarlo.

Lo cierto es que todas ellas deben afrontar el “terrible” momento del parto, y digo terrible porque para aquellas mujeres que afrontan este momento por primera vez suelen tener muchos preconceptos y relatos de otras mujeres que, en su gran mayoría, no han tenido una primera buena experiencia.

Dolor, cansancio, desamparo, miedo, exposición y muchas cosas más se nos presentan como una realidad que deberemos afrontar porque es lo que nos toca como mujeres… y nuestra función es AGUANTAR, con la única recompensa de saber que “otras mujeres lo han soportado y han sobrevivido a la experiencia, después de todo serás madre”…

Lamentablemente nadie sabe informarnos y las otras mujeres que lo vivieron están convencidas que esa fue la única manera posible de atravesar su parto o que tuvieron mala suerte.

Sin embargo, existe un movimiento, bastante nuevo en nuestro país, pero que crece rápidamente en todo el mundo, que nos acerca a una forma de llegar al parto más humanizada, donde la mamá es tan importante como el bebé, y que nos permite a travesar esa aventura con más confianza y contención afectiva, que en definitiva es lo que más anhelamos como mujeres.

Para que esto suceda existe una nueva figura: Las Doulas, ellas son mujeres, profesionales que se preparan con una formación muy particular para acompañar a las mujeres que están por parir, ocupándose de su bienestar general y de sus necesidades emocionales.

Las Doulas son, de cierta forma, una “matrona” de la época de nuestras abuelas, figura que se fue perdiendo en el tiempo con el avance de la medicina. El progreso médico siempre fue una bendición, no cabe duda de que se han salvado muchísimas vidas, sin embargo, con el avance y el progreso nos fuimos olvidando de la contención afectiva y de los procesos naturales, tan necesarios para nuestra mente y también para nuestro cuerpo.

A cuántas de ustedes les ha pasado sentirse maltratadas, poco comprendidas, abrumadas y desamparadas en una clínica, con maridos que poco saben qué hacer, simplemente están ahí como asustadizos espectadores. Y después del parto sentir ese sentimiento de vacío y soledad que no tiene mucha explicación pero que todas las mujeres nos dicen “es normal, ya se te va a pasar”. ¿Te hubiera gustado tener un parto mejor? Es raro pensar que eso hubiera sido posible, de haber sabido algunas cosas.

Le consultamos a dos especialistas en el tema ¿cuál es el rol de una Doulas, cuáles son específicamente sus tareas?. Marcela Agüero es Psicomotricista, Terapista Ocupacional y Doulas; y Carla Ugolini, Acompañante Terapéutico y Doulas. Ambas decidieron prepararse profesionalmente en la formación como Doulas, convencidas de la importancia de esta nueva disciplina en la salud mental y física de las mujeres. Esto nos cuentan:

“La función de la Doulas se adapta a las necesidades de cada mujer, todas son diferentes y cada una necesita algo muy a su medida. Pero básicamente estas necesidades tienen que ver con:

Ayudarlas a planear el parto, para que sepan cuáles son realmente sus opciones, incluso con todos los preparativos del parto y el postparto.

Atención de todas sus dudas. La Doulas se convierte en una especie de madre, hermana, amiga y médica que presta su oído y da sus consejos en los momentos que ella los necesite.

Acompañarlas en el momento del parto, desde una relación de confianza que se mantiene durante el embarazo, ya sea en encuentros de charla o en actividades específicas para su bienestar. La Doulas la asistirá en todo momento y será su voz frente a los requerimientos médicos. Incluso favoreciendo la participación del varón y acompañando en la pareja.

Ayudará a la mamá durante la lactancia y en su primera relación con el bebé asegurándose que la familia comprenda las necesidades de esta mujer que acaba de ser madre. Y la ayudará con esas primeras tareas de organización y adaptación a esta nueva vida si ella lo solicitara.”

Si estás pensando en ser mamá o ya estás próxima a serlo vale la pena saber un poco más, esta experiencia podría cambiar tu vida y que tu parto sea lo que realmente soñaste.

Agradecemos la información a Marcela Agüero y Carla Ugolini. No dudes en contactarlas para sacarte todas las dudas al respecto, seguramente te aconsejarán con total paciencia y calidez.

Marcela Agüero. Whatsapp: 351 205-6065

Carla Ugolini. Whatsapp: 351 803-5047