Cuando nos decidimos a emprender sentimos una adrenalina especial, comenzamos un proyecto y hay mucho por hacer. Caemos en cuenta de todas las tareas y responsabilidades que nos esperan, algunas con más ansiedad que otras, algunas con más miedos que otras, pero en definitiva todo es posible de superar.

En esta nota me detendré en un error muy común que cometen muchas emprendedoras, por falta de conocimiento y de experiencia.

Generalmente cuando iniciamos un negocio, un emprendimiento, pensamos en todos los detalles: qué vamos a vender o qué servicio brindaremos, quienes serán mis clientes, etc. A veces nos olvidamos de que, cuando se nos agoten los familiares y amigos, tendremos que salir a venderle a alguien más. Allí nos damos cuenta de que necesitamos de la PUBLICIDAD y empezamos una lucha terrible con las herramientas que encontramos a mano.

Hoy vamos a hablar de Facebook, sin duda alguna, es la favorita de todos. Las redes sociales han copado nuestra vida y se han convertido en la mejor forma de estar conectados, pero también es una excelente herramienta para mostrar lo que hacemos y vendemos.

Cuando estamos en etapa de prueba está muy bien usar nuestro perfil personal para sondear entre familia y amigos si lo que hacemos o vendemos funciona, pero los emprendedores cometen un error:

Lo más normal es que creen un perfil personal de Facebook y lo usen como una pagina de negocio, pero esto no está bien.

En primer lugar, porque para crear un perfil personal debemos poner datos personales, que luego la gente verá, debemos usar una cuenta de correo distinta a la que usamos para nuestro perfil de persona y cada vez que queramos entrar a revisarlo tenemos que entrar con usuario y contraseña saliendo de nuestro perfil, una incomodidad que nos lleva muchas veces a mezclar los tantos.

En segundo lugar, la misma reglamentación de Facebook dice: “Los perfiles representan a individuos y se deben mantener bajo un nombre individual, mientras que las páginas permiten a una organización, empresa, famoso o marca mantener una presencia profesional en Facebook.” Esto quiere decir que si usamos un perfil personal como página de nuestro negocio estamos cometiendo una infracción para Facebook y en cualquier momento podrían borrar nuestra cuenta y perderíamos todo nuestro trabajo.

Pero además de eso las Fan Page (páginas de Facebook) tienen otras ventajas:

  • Practicidad: podemos administrarlas desde nuestro perfil personal sin tener que loguearnos, mucho más simple.
  • Visibilidad: son visibles para todos, amigos o no amigos y no requieren tu autorización para seguirlas.
  • Medición: tienen muchas herramientas que te permitirán medir y planificar de manera profesional, y esto puede hacer la diferencia entre vos y tu competencia.
  • Posicionamiento: Las Fan Page tienen mejor posicionamiento en Google, es decir que si alguien te busca por ahí te encontrará mucho más fácil.
  • Publicidad: Puedes crear anuncios o simplemente promocionar tu página para llegar a más personas.

Y hay muchas otras ventajas más profesionales y avanzadas, pero en esta nota quiero mencionar algo mucho más importante, y es la forma en la que usamos las redes sociales, porque independientemente de que usemos un perfil como página de nuestro negocio o que estemos usando una Fan Page correctamente, muchas emprendedoras cometen errores en la forma de usarlas.

¿Qué NO deberías hacer?

  • No Compartir contenido personal. Es importante humanizar la marca, pero a tu público le aburre que estés siempre mostrándote. Debes mostrar cosas que le importen a tu público. Mostrale tus productos o servicios, ofertas, promociones, información sobre eventos de tu marca, noticias de tu negocio o consejos útiles. Tus fotos y las de tu familia dejalas para tu perfil personal.
  • No compartir sorteos de otros. Eso podés hacerlo en tu perfil personal pero no en tu página de negocio. Jamás.
  • No discutir con tus clientes ni tratarlos mal, bajo ningún punto de vista. Si un cliente se pone grosero, entonces lo bloqueas, pero jamás lo insultes ni denigres públicamente. Eso no habla bien de vos. Tampoco pelees públicamente con tu competencia.
  • Poner fotos poco atractivas. Esto es muy común. Si no sabes sacar fotos observá alguna página profesional, fíjate qué hacen y cómo lo hacen y tratá de copiar hasta que tus fotos salgan mejor. Si te salió fea No la subas.

¿Qué SI deberías hacer?

  • Publicar algo todos los días o día por medio. Esto hará que Facebook te premie mostrando tu página o perfil a más personas por considerarte una página activa.
  • Planificar tu contenido. Esto es algo que muy pocos hacen en nuestra ciudad, pero es la clave de todo éxito. Bastaría con tomar hoja, almanaque y lápiz y hacerte un cronograma de publicaciones. Asi todos los días sabrías qué publicar, incluso la Fan Page te permite programar las publicaciones, entonces un lunes podrías programar las publicaciones de toda la semana asignando fecha y horario y ya olvidarte del tema.
  • Elegir estratégicamente tu contenido. Lo ideal sería que te tomes el tiempo de planificar qué vas a publicar, porque publicar siempre productos o siempre sorteos pueda aburrir a tu audiencia. Y si tu publico deja de interactuar Facebook dejará de mostrarle tu contenido.
  • Contestar rápidamente los mensajes y comentarios. Cuanto menos demores en responder mejor te califica Facebook. Y a tus clientes también les gusta que le respondas rápido.

 

Espero que les sea útil y ahora sí a poner manos a la obra con estos consejitos bien simples. Verán como su negocio se ve mejor y sus clientes sentirán más confianza.