¿QUIÉN DIJO QUE ES GRIS EL FRÍO?

Es perfecto para dar calidez si lo combinas con los textiles adecuados. Llena tu sofá gris en invierno de cojines y solo apatecerá hundirse entre ellos. Sofá diseño de Lara Vallés, mesas de troncos en Mercantic, pieles de Ikea y alfombra en Gra.

CHIMENEA, POR SUPUESTO

Si tienes la suerte de tener un chimenea, solo su presencia decora en invierno con calidez. Pero además, la visión de fuego encendido caldea la casa por completo. No hagas pereza y enciéndela. Mesa de centro de Luderna Design y alfombra de Benuta.

A LA LUZ DE LAS VELAS

A falta de una chimenea… ¡enciende las velas! Su iluminación es cálida y ver la llama evocará sesiones de manta y sofá delante de una hoguera. Mesa de centro de Chalet des Pins y alfombra en Gra.

EL TERCIOPELO, UN TEXTIL MUY CÁLIDO

El terciopelo en el sofá o en cojines es sinónimo de invierno, como también lo son las alfombras de pelo largo. Salón decorado por María Luisa Malagarriga. Sofá de Becara y alfombras de pelo largo de Francisco Cumellas en Alterra.

ALFOMBRAS, CALIDEZ ASEGURADA

Cubre el suelo en invierno con alfombras. Es confortable a la pisada, visualmente da calidez, pero además aisla el suelo del frío. ¿Qué más quieres? Alfombra Shirvan y lámpara de pie Bucke de Mujika Interiorismo.

AMBIENTE CÁLIDO

Se trata de crear espacios o rincones muy de invierno. Consíguelo con muebles de madera, una iluminación de luz cálida y una alfombra. Crearás un rincón decorativo que dará calidez al ambiente. Cómoda antigua y lámpara en Taller de las Indias y butaca de Valentina Shop. Espacio ideado por Carolina Juanes.

SÍ A LA LANA, LA MOQUETA, EL MOHAIR…

Hay texturas que llevan el calor consigo. ¡Sácalas en invierno y combínalas! Como aquí, lana en la moqueta de este dormitorio; mohair en una manta; las pieles envejecidas en el cabecero -este es antiguo comprado en una almoneda de Francia-. Invierno en estado puro. De María Lladó.

RENOS, CIERVOS, ARCES…

No se trata de convertir tu casa en un bosque canadiense pero estos animales tan de invierno, dentro de casa, dan un aire invernal muy cálido. ¿De locos? ¡No, de animales! Sofá de MC Sofás, mesa de centro de Bloomingville, butacas de caña de Valentina Shop y cabeza de ciervo de Catalina House.

VIGAS VISTAS DE MADERA

Y columnas. Y un techo revestido también en madera. Está claro que estas ideas acompañan una decoración cálida. Aquí, un sofá repleto de cojines, mantas y velas suben la temperatura. Alfombra y sofá retapizado con tela de Gancedo por la Cabana D’Aran, mesas de centro de Filocolore y lámpara de sobremesa en Cottage Little House.

LOS CUADROS FUNCIONAN

Un estampado que recuerda a montaña. Úsalo en los textiles -cojines y mantas- y combina el tartán con almohadones de pelo largo y otros en fieltro o lana.

MADERA EN ESTADO PURO

Y bruto. Incorpora a tu salón mesas auxiliares o taburetes con forma de tronco tosco de madera. Es una nota natural muy inspiradora que decora con calidez.

MANTAS A LA VISTA

¡Sin miedo! Ni una ni dos. Varias. Para que todo el mundo pueda echarse una por encima. Puedes tener las mantas en un cesto junto al sofá o tiradas de manera casual (aunque las hayas colocado con mimo) sobre cualquier asiento. Sofá de Lara Vallés, puf de Zara Home y lámpara flexo de La Maison.

DEJA QUE LA NIEVE SE VEA POR EL VENTANAL

Si disfrutas de vistas, desde el comedor o desde el salón, deja que se cuelen dentro de casa. Saber que fuera hace frío y dentro te espera una comida calentita, con la mejor compañía y una larga sobremesa, es uno de los pequeños placeres del invierno.

PREPARA UN RINCÓN PARA EL INVIERNO

Con un asiento en el que recostarte, una o dos mantas cerca y una lámpara que ilumine los ratos que pasarás dentro de casa leyendo, haciendo punto o un maratón con la serie del momento. Banqueta de madera de pino de Azul Tierra, butaca de Gems tapizada con tela de Les Créations de La Maison y alfombra de Matéria.

SUPERPOSICIONES O CAPAS Y CAPAS DE TELA

Dícese del arte de colocar una manta sobre un plaid, sobre una colcha y sobre un edredón, si hablamos de textiles. ¡Y funciona! Parece que con cada capa textil y mezcla de texturas, más calidez tiene la decoración del dormitorio. Cabecero tapizado en lana, papel pintado de Flamant, estores de Cortinas Sant Jordi y alfombra de Ikea.

QUE ENTRE LA LUZ DURANTE EL DÍA

Subir las persianas y descorrer las cortinas es un gesto que hará que tu casa se caldee. Hazlo solo durante las horas de sol. Por la noche, todo lo contrario. Cierra para que no se escape ni un grado. Sofá de Manuel Larraga con tela de Andrew Martin como las butacas de Crearte, mesa de centro de Chehoma y lámpara de pie de Carmen Caubet.

PAREDES: COLOR Y DECORACIÓN

Las paredes desnudas dan sensación de frío. Así que en invierno hay que vestirlas como corresponde. Dales un toque de color más intenso -al subir el tono, “llena” más y se traduce en sensación de calidez- y decóralas con objetos. ¿Qué te parecen estas cabezas de animales? Sofá Cool de Frajumar y lámpara flexo de Maisons du Monde.

LOS TONOS QUE DEBES USAR PARA DECORAR EN INVIERNO

El naranja y el rojo son colores cálidos, pero no son para las paredes precisamente. ¿Y entonces? Conseguirás el efecto con grises medios y oscuros, verdes -sí a los tonos botella u oliva- o azul petróleo. Vitrina de Taller de las Indias, sillas de Crearte, lámparas de techo de Karman y mesa de Meritxell Ribé-The Room Studio.

PAPEL PINTADO

Escoge diseños más llenos y en tonos oscuros para el invierno. Papel pintado modelo Wild Garden de la colección Legend de Lizzo.

INNEGABLE CALIDEZ DE LOS TONOS ARENA

Mejor en un tono neutro más subido, intenso. Combínalos en las paredes. El resultado es sosegado y acogedor. Mesa de centro y auxiliar de Coton et Bois, lámpara de sobremesa, cestos y alfombra en Sacum.

LIBROS A LA VISTA

Una gran librería -como en las bibliotecas- tiene encanto (y además aísla y caldea). Es como si cada historia y volumen desprendiese calor de hogar. Butaca y reposapiés de Crearte con tela de Les Créations de La Maison, lámpara de pie Grossman Grashoppa de Gubi, cojines de Laura Ashley, alfombra de Francisco Cumellas y cuadro de Inventory.

MADERA Y GRIS PARA EL DORMITORIO

En esta estancia, la combinación funciona. Estarás abrigando las paredes si usas tanto la madera como el color. Sábanas y cuadrantes de Zara Home, mesita de noche de Hanbel, tarima maciza de madera de roble y techo de madera de pino. De Carolina Juanes.

UN BAÑO MÁS CÁLIDO

Pero es que esta mezcla en madera y gris oscuro también sirve para dar calidez al baño, una estancia que suele resultar fría. Y sino, ¡fíjate en este resultado! Mueble bajolavabo realizado por Vicenç Torrent, lavabo y grifería de Roca, alfombra de La Redoute y apliques de Lámpara y luz.

UNA DECORACIÓN MUY LLENA

En invierno sí se puede. Se trata de que no quede un rincón vacío. Mesas auxiliares, textiles -por supuesto-, lámparas en cada esquina y muchos objetos decorativos. Mira el efecto de calidez en este salón. Sofás y chaise longue de Maisons du Monde, mesa de centro y auxiliar de Coton et Bois. Puf, lámpara de pie y de sobremesa, cestos y alfombra de Sacum.

ZÓCALOS PARA ABRIGAR LAS PAREDES

Crea uno en la parte baja de la pared con pintura, en un tono más intenso. Y si recurres a la madera u otro revestimiento, además, estarás aislando la pared. Pintura, de Bruguer, banco de Amadeus, lámpara de Jardin d’Ulysse, consola de Oficios de Ayer y espejo de Becara.

Fuente: EL MUEBLE