Recorriendo la segunda mitad del año queridas mujeres…  y a ponerle todo!!!!

Nos vamos a ocupar en esta nota de esa fuerza renovadora que nos impulsa a seguir en lo que amamos, empezar algo nuevo, o animarnos a un cambio rotundo de vida…. Sé que muchas están por ese camino, que trabajaron duro este año para llegar a estar donde están y aún siguen en la escalada!

¿Qué es eso que nos entusiasma y nos impulsa a seguir nuestro sueño? ¿O nuestro deseo? 

Esa especie de vocecita interior, que sin decir una palabra concreta, nos va llevando hacia adelante todos los días?

Ya saben que nos encanta hablar de mujeres que pueden con sus objetivos, que se esfuerzan todos los días, que encuentran la alegría de vivir y el alma de los acontecimientos. Somos muchas, en todos lados, con distintos roles, pero con un objetivo claro: ser mejores cada día, no rendirse, superar los obstáculos y compartir nuestros logros con quienes tenemos cerca. 

La superación personal, la Resiliencia, es la capacidad que tenemos las personas de sobreponernos a momentos críticos y volver a encontrar el equilibrio, poder superar una adversidad o tiempos de mucho estrés, pensando que siempre hay un mejor futuro. 

Si bien no todas las mujeres parecemos tener la misma muestra de Resiliencia, podemos aprender a desarrollarla, imitando a quienes más la demuestran en el día a día….. 

Te sentís Resiliente? O encontrás que alguien a tu alrededor te lo enseña diariamente? Cómo es tu relación con los obstáculos?

Todos los días se nos aparecen dificultades o cuestiones a resolver. Hay algunas muy sencillas y otras más complejas, lo cierto es que hay que enfrentar ese desafío y encontrar siempre una solución al respecto. 

Esa fuerza interna suele hacer su aparición en medio de una crisis, por ejemplo, quedarnos sin el sustento económico que nos mantenía; en una situación muy confusa y agobiante: como una conflictiva separación de pareja; desde el miedo o la desesperación: cuando tenemos alguien amado en problemas, cuando perdemos la salud, en una catástrofe natural, etc. 

Son sólo algunos ejemplos, de los muchos que escuchamos y decimos: “¿cómo puede con eso?”. 

Creo que esa aptitud superadora está en todas, pero conectamos diferente. En la mujer que es mamá, los hijos, o la familia, suelen ser ese motor que nos anima a sortear todos los obstáculos. Pero hay muchísimas causas y motivos para subir poco a poco un escalón más, es sólo un acto de amor a una misma, escuchar eso que nos dice: “Dale, que por acá es!”. 

Habrá días más difíciles, pues llevar la bandera del Yo Puedo también tiene sus altibajos, pero siempre vuelve a aparecer la energía que nos impulsa a seguir…. 

Vamos a dejar acá algunos tips que pueden ayudarte si aún no sentís que podés superar tus obstáculos: 

  • Preguntate qué te motiva a levantarte todos los días. 
  • Encontrá las actividades o las personas que te animen, que te contagien energía positiva.
  • Pedí ayuda a quienes tenés cerca y sabés que podés contar con ellos
  • Si no es suficiente, podés empezar alguna terapia o técnica de escucha y autoconocimiento, que te brindará herramientas para bucear en tu mundo interior.
  • Leé libros de autoayuda o biografías de personas que superaron grandes pruebas en sus vidas.
  • Trabajá en causas de ayuda a minorías o necesitados, para desarrollar tu capacidad empática y la actitud de servicio.
  • Practicá el Agradecimiento hacia todo en tu vida.
  • Valorá tus logros y proponete pequeños cambios en tus actividades diarias.

Que nada detenga lo que estás logrando, que nada frene tu impulso para desarrollar lo que estás soñando.

Las dudas, los miedos y la incertidumbre, estarán siempre acompañándote, pero no les des el mando!

Nos encantará leer tu historia de superación personal. Ya sabés que podés escribirnos cuando quieras, leemos todo lo que nos mandan!!!

Linda jornada, donde quiera que estés….

Hasta la próxima!