Llega fin de año y la plata nunca nos alcanza! Esto nos pasa a todas las mujeres y no importa cuánto ganes, sea poco o mucho, siempre nos pasa lo mismo, la plata no alcanza.

Esto suele ser por falta de organización personal, si, como lo oyen.

Con unos prácticos consejos podríamos modificar esto y vivir más tranquilas, sin frustrarnos tanto por trabajar como locas y que nunca nos alcance el dinero.

Consejo Nº 1: No gastar más de lo que tenemos

Parece una obviedad no?, sin embargo es muy común en todas las personas gastar sin medir y sin hacer cuentas y a fin de mes cuando llega la cuenta de la tarjeta, los impuestos, el alquiler, las cuotas de los chicos, etc nos damos con que, los primeros 10 días del mes, ya nos quedamos sin plata…. ¿Y qué hacemos los siguientes 20 días? Hacemos lo peor que podemos hacer: Generamos deudas para el mes siguiente!!!! Ojo chicas, esto es una trampa mortal.

Aprendamos a ser ordenadas con nuestras cuentas, no hace falta ser un administrador de empresas para llevar un control efectivo de nuestras cuentas personales. Simplemente tomen una hoja hagan 4 columnas y coloquen: fecha /descripción/ingresos /egresos. PLANIFIQUEN todos los gastos para el mes que viene. Ustedes ya saben cuáles son los gastos fijos, anótenlos para saber con cuánto dinero deberán contar y si les queda algo para gastar en algún gusto o emergencia. Así tendrán en la cabeza ese importe y no se saldrán de ahí.

Consejo Nº 2: Hacer Presupuestos

Puede resultar muy útil hacer presupuestos de las cosas que necesitamos. Por ejemplo, podemos hacer un presupuesto para los gastos de la casa: impuestos, servicios, mantenimiento, etc. Otro presupuesto para los gastos de consumo: supermercado, limpieza, verdulería y carnicería. Otro para las salidas y recreación, otro para los gastos de los chicos: colegio, materiales, actividades extra, ropa, etc. Hacer esto nos dará mayor claridad para ver por qué no nos alcanza el dinero y en ese caso ver dónde podemos ajustar.

Consejo Nº 3: Ojo con las tarjetas de crédito

Es muy normal que compremos en muchas cuotas y no prestemos atención a la cantidad de cuotas (aunque sean pequeñas) que vamos acumulando mes a mes. Esto es muy peligroso porque si llenamos nuestra tarjeta de pequeñas cuotas, llegará el mes en que no nos alcance para pagar el resumen y cometeremos el peor de los crímenes para nuestra economía: PAGAR EL MÍNIMO DE LA TARJETA! Es ahí donde las tarjetas nos matan con los intereses y se vuelve una bola imparable de deudas que se comen todos nuestros ingresos!!!!

Para que esto no nos pase NO GASTEN MÁS DE LO QUE PUEDEN. Y para lograrlo debemos tener muy en claro cuánto dinero tendremos disponible el mes que viene para destinarlo al pago de la tarjeta. La planilla que hicimos debe estar pegada en la puerta de la heladera o cualquier lugar bien visible que nos permita tener estos números siempre presentes!… porque el mes es largo y solemos olvidarlo todo!

Consejo Nº 4: Llevemos en la billetera solo lo necesario

Otra cosa muy normal que hacemos es colocar mucho efectivo en la billetera (cuando lo tenemos, claro), esto hace que, si surgen gastos, pasamos por una tienda de ropa o nos tentamos con algo, QUE NO ESTABA PREVISTO, simplemente lo compramos, total tenemos dinero. El problema es que ese dinero lo necesitábamos para pagar otras cuentas. Por eso, cada vez que salgan de casa pongan en la billetera sólo el dinero que van a necesitar ese día y un PEQUEÑO extra por si acaso, no más! Eso les permitirá estar controladas.

Foto: blog mujeres en business

Consejo Nº 5: Hagamos Planes

También es muy útil hacer presupuestos a futuro para aquellas cosas que necesitamos, por ejemplo, si queremos cambiar la heladera, comprar los regalos de navidad o planear unas vacaciones.

Así podremos hacer un ítem especial en nuestra planilla y destinar una cuota de nuestros ingresos para cumplir con este objetivo. De esta manera sabremos en cuánto tiempo tendremos el dinero disponible. Y un dato muy importante: Apenas cobramos vamos cubriendo estos gastos futuros. Podríamos tener un frasco destinado a un ahorro en particular y una vez que pusimos el dinero allí ESTÁ PROHIBIDO tocarlo.

Cuando cumplimos estas metas sentimos una enorme satisfacción!!!!

Consejo Nº 6: Planificar las compras

Para aquellas cosas que compramos todos los meses es muy útil hacernos un plan, por ejemplo: todos los alimentos no perecederos y artículos de limpieza podemos comprarlos 1 vez al mes por volumen (al por mayor) y así ahorrar unos pesos. Una vez a la semana comprar todas las verduras y carnes que usaremos para cocinar. Para poder hacer esto tendremos que tomarnos un día y hacer un menú para toda la semana, luego lo pegamos en la puerta de la heladera y eso nos permitirá no tener que rompernos la cabeza todos los días pensando qué cocinar, ni tener que salir corriendo a hacer compras de último momento que nos quitan tiempo, nos estresan y nos hacen gastar de más.

Foto: blog Carmen Muñoz

Consejo Nº 7: Comprar en forma inteligente

Para nosotras las mujeres comprarnos ropa es UNA NECESIDAD BÁSICA, entonces por lo menos seamos estratégicas a la hora de comprar. Todas aquellas prendas que sabemos que nos van a durar más tiempo, como unos jeans o una camisa blanca, un abrigo o unos zapatos, tratemos de invertirle un poco más y comprar cosas de calidad. En cambio, para una blusita de moda o unos pantalones estampados o unas sandalias de color, ahí si, busquemos no gastar tanto, ya que el año que viene quizá ¡ya hayan pasado de moda!

Consejo Nº 8: Busca ingresos extra

No importa si eres una profesional, empleada o ama de casa, todas las mujeres somos talentosas en algo, debemos aprender a sacarle el jugo a nuestros talentos. Pongamos manos a la obra y generemos ingresos extra para tener ese plus de dinero que necesitamos para nuestros gustos o simplemente para llegar más cómodas a fin de mes. No tengan miedo de venderse, en nuestros tiempos el comercio NO ES UN DELITO NI UNA VERGUEZA, todo lo contrario, se sentirán reconocidas y realizadas. Aprovechen a esas amigas y familiares que siempre les dice: qué bien que cocinas, que lindas cosas que hacés, que habilidosa que sos, que hermoso pintas, qué buena sos para enseñar, etc y vendan sus talentos!!! Solo hay que empezar!

Espero que les gusten los consejos y aunque no puedan aplicarlos todos, por lo menos empiecen por uno! Los resultados son GENIALES.

Si tenés alguna técnica que te funciona compartila con nosotros y las demás lectoras, no hay nada mejor que trabajar en equipo!