La caminamos, impactamos sobre ella, nos empuja para saltar, nos alimenta, nos acompaña desde abajo en todo nuestro trayecto vital y al final, nos recoge en sus entrañas, para que descansemos realmente.

Sí gente linda, hablo de la Pacha Mama, la madre tierra. Vivimos dentro de un planeta maravilloso que se llama tierra, al igual que el suelo que está debajo de nuestros pies y poco lo atendemos. Tenemos muchos climas, muchas plantas, muchos colores, animales  de los que queramos ver y en el ámbito que los busquemos; tenemos pájaros que nos endulzan los oídos, aromas que acompañan nuestro camino, en fin, VIDA! Y muchas veces ni distinguimos lo que sucede afuera de nuestros auriculares…

¿Qué nos pasó? los rituales quedaron como algo raro que hacían unos locos ancestros, nos corre el apuro por llegar… ¿a dónde llegamos con todo esto? ¿qué corremos? Si pensamos un minuto, llegamos al mismo lugar desde donde salimos. Y, en definitiva, terminamos dentro de la tierra, sin haber sabido aprovechar todos los beneficios, que casi sin pedir nada a cambio, nos brinda. Solo basta ablandarla, colocar una semilla, agua y flash! nacen plantas  que oxigenan el ambiente, brindan humedad, refrescan la casa, albergan a una multitud de organismos y además pueden ser alimento para muchos seres vivos.

Foto: www.losandes.com.ar

Este 22 de  Abril se celebra el “día mundial de la tierra”, designado por Naciones Unidas con la finalidad de crear conciencia sobre lo importante que es el planeta que habitamos y sus ecosistemas,  la necesidad de mantener la biodiversidad y así volver a un equilibrio armonioso, para nuestra posteridad.

Estamos destruyendo un planeta hermoso, tenemos que tomar conciencia todos los habitantes del mundo, la producción sustentable, el consumo regulado, el control de los residuos sólidos urbanos, el reciclaje y el tiempo para disfrutar; son algunos elementos que pueden ayudar a tomar conciencia y empezar a cambiar la cosa.

Nosotros ya tomamos la posta y vos?