“Buscá una sombra para estar más fresco” frase que habremos escuchado infinidad de veces en nuestra vida y ¡que cierta que es! Con el calentamiento global, año tras año, la temperatura ambiental asciende gradualmente, como si nos estuviera dando el tiempo para acostumbrarnos. Y en cambio solo nos quejamos de lo caluroso que está y otra vez me pregunto:

¿Miramos realmente qué estamos haciendo, cada uno de nosotros, como miembros responsables de este mundo para ayudar mínimamente a disminuir los daños al ambiente? ¿Estamos informados sobre los verdaderos causantes del calentamiento global? ¿Qué podemos hacer para ayudar?

Preguntas que siempre son positivas, porque preguntar es el primer paso para encontrar información que no tenemos y que nos ayudará indudablemente a crecer, y en este caso colaborar con una causa más que importante.

Los árboles además de adornar el paisaje son piezas elementales en la purificación aérea, porque las hojas de éstos respiran y al hacerlo oxigenan el ambiente eliminando el dióxido de carbono; también aminoran la velocidad de los vientos, (cosa muy frecuente en nuestra ciudad); brindan sombra que disminuye la temperatura en la zona aledaña; hospedan un sin fin de especies y, alrededor de sus raíces, se genera un cúmulo de organismos del suelo que favorecen su crecimiento y  aportan al aumento de la permeabilidad  que se ve reflejado en una mejor absorción del agua de lluvias.

Razones suficientes para que todos tengamos como mínimo dos árboles en frente de casa y por qué no muchos más en nuestro patio. Lo importante es tener en claro que hay especies que se adaptan mejor que otras a nuestro clima y que su crecimiento no nos lleve, más adelante, a vernos en la obligación de cortarlos porque puedan molestar en una vereda o en el cableado público.

En nuestra ciudad tenemos algunas zonas donde la diversidad arbórea es la ideal, pero en general, más de la mitad de los árboles implantados en las veredas son siempre verde, seguidos por crespón y palmera pindó. Esto no ayuda a la biodiversidad de especies. Además, hay demasiadas cuadras vacías de árboles, ¡si vacías! Y es inconcebible que esto suceda. Si la normativa municipal nos indica que para sacar un árbol debemos reponerlo, ¿que nos pasa que no notamos que al faltar un árbol en la calle está faltando vida?

Parque Belgrano (predio ferrocarril) Monte Cristo

Consultamos con un especialista en el tema, Lic. Agrónomo Guillermo Griguol, Asesor en Parquización y Forestación de la Municipalidad de Monte Cristo y esto nos decía:

GG: “Lo más importante a la hora de evaluar qué árbol colocar en la vereda tiene que ver con: en primer lugar, el espacio disponible, es decir el ancho de la vereda. Si bien en Monte Cristo no hay veredas angostas, si debemos tener en cuenta que existe una ordenanza y que no se trata simplemente de elegir un árbol porque me gusta, si no analizar un poco cómo será ese árbol de acá a 10, 15 años. Por ejemplo, en una vereda angosta se aconseja poner una planta de lento crecimiento, los limpia tubos, crespones, etc. No te van a dar sombra, pero de esta manera se cumple con la ordenanza.

Después la especie que cada vecino ponga es algo muy personal, no hay una restricción, lo que sí aconsejamos es tener en cuenta el tamaño de la especie en unos años, si es de hoja perenne, hoja caduca, cómo se hará la mantención, la limpieza, etc. Hay especies que tienen muchísimas flores y luego esas flores se caen. Todas cuestiones a tener en cuenta. “

¿Qué cosas les preocupan a los vecinos de nuestra ciudad?

GG: “El mayor problema es la falta de información, hoy tenemos graves problemas con las palmeras pindó en las veredas. Cuando se secan las hojas se vuelven muy filosas y cortan el cableado eléctrico, por eso en muchos casos debimos quitarlas. La gente se enoja, pero realmente no entiende el problema que causan. Aquí, como en todos lados, plantamos y después preguntamos y lamentablemente eso genera consecuencias.

Otra consulta frecuente es sobre la poda, desde la Municipalidad se han hecho campañas para enseñar sobre la correcta poda de árboles. A veces la gente se enoja cuando nos ve podando algunas especies, pero no entienden que algunas veces se poda para prevenir accidentes, como es el caso de algarrobos sobre las veredas. En diciembre y enero se hace una poda de formación, en especies jóvenes, para darles una arquitectura a cada especie.

Sugerimos buscar mano de obra calificada para evitar dañar los árboles y a los vecinos que dejen trabajar a los que saben, en vez de darle instrucciones estéticas. A veces los vecinos meten la pata y después llegan las multas.

Por último, las raíces que levantan las veredas. Aquí es importante hacer una salvedad: ninguna planta debería levantar una vereda, el problema está en la forma en que se implantó la especie.

Es muy importante plantar los árboles en la profundidad que corresponde, para que la raíz busque hacia abajo unos 10, 15m y de esa manera no busca hacia arriba, excepto que hubiera una zona dura, como piedra, donde la raíz no pueda penetrar, pero eso no sucede en Monte Cristo, salvo que fuera un terreno que ha sido rellenado y abajo hay escombro o hormigón”.

Bulevar de Av. Santa Rita ciudad de Monte Cristo

¿Hay alguna solución en caso de que la raíz levante la vereda?

GG: “No, en ese caso hay que sacar el árbol y colocar uno nuevo”.

¿Si un vecino tiene problemas con una palmera o un árbol que le levantó la vereda, cómo debe proceder?

GG: “Debe llegarse a la Municipalidad y llenar un formulario para ser autorizado a sacar la planta, esto corre por cuenta del vecino y tiene un plazo de 15 a 20 días para reponer la especie”.

¿Cómo está nuestra ciudad de materia forestal?

GG: “Después del tornado que azotó nuestra ciudad perdimos gran cantidad de especies, incluso hay algunas que aún después de 10 años se siguen muriendo por las lesiones causadas en ese tornado.

A partir de entonces se empezó con un trabajo de reforestación muy importante y hoy podemos verlo en los parques y bulevares como el de Bº Los Troncos, el de camino al cementerio, el bulevar que llega hasta la sala velatoria, el de Bº Los taxistas, el del Ipem Nº 30, el nuevo parque que va de la calle David Linares hasta la calle Gral. Paz (predio del ferrocarril), el Paseo Oeste, el Pasaje Cervantes (que va de la Policía hasta el puente negro) y el nuevo Parque Mitre con 400 especies nativas (algarrobos, chañares, talas, garabatos, cina cina, molles, etc.) este está al costado de Bº Malvinas, en el lecho del viejo terraplén al este de la ciudad” .

Bulevar del camino al cementerio, Monte Cristo

Agradecemos a Lic. Griguol por su aporte y nos animemos a poner un árbol grande, sólo debemos tomar algunas precauciones, aquí tratamos de darles algunos tips:

Cuando hagas el pozo para plantar la especie coloca un tubo de PVC de 1,5m de diámetro, que se puede conseguir en “Casa Gazzoni”, luego dentro del mismo se planta el árbol. La profundidad del tubo ideal es de 1m. Y con esto ya la planta se verá obligada a redirigir sus raíces hacia abajo.

Las preguntas que deberíamos hacernos a la hora de elegir un árbol:

¿Qué espacio tengo?

¿Quiero un árbol alto, bajo, medio?

¿En cuánto tiempo quiero tener un árbol con sombra? ¿quiero sombra?

¿Quiero sombra todo el año o prefiero que en invierno deje entrar el sol?

¿Me gustan los árboles con flores y estoy dispuesto a limpiar las flores al caer?

¿Estoy dispuesto a juntar las hojas que se caigan?

¿Quiero que el árbol tenga espinas o no?

Nuevo Parque Mitre (en el predio del ex terraplén), al este de la ciudad.

Por esto y mucho más vuelvo a llamar a la conciencia de cada uno de los habitantes de esta ciudad, para que pongamos nuestro pequeño granito de arena y brindemos vida, ¡plantemos un árbol!