Ya hemos hablado en otras ocasiones sobre todos los beneficios de mantenernos en movimiento. Nos encanta mostrar las propuestas locales,contagiar las ganas de conectar cuerpo y mente con la música, liberar estrés y de a poquito volvernos personas más felices. Hace muy poco tiempo llegó a la ciudad una interesante propuesta, la academia Danza & Arte Monte Cristo. Está a cargo de Melina Rico, una joven mamá que nació y creció en Monte Cristo, pero pasó varios años de su desarrollo profesional viajando por el mundo. Ella es profesora de danza árabe y lleva la danza en la sangre. Su academia está en el barrio Turús, junto a su casa y dentro de las actividades…

Profe: Magalí Menendez (danza jazz) en el salón de la academia Danza & Arte

Dentro de las actividades que tienen lugar en este acondicionado y atractivo espacio se encuentran: Árabe (nenas, inicial y adultas); Jazz (jóvenes y adultos), Videoclips  (jóvenes y adultos), Reggaeton & estilos urbanos (nivel intermedio y avanzado), Gym-GAP (glúteos, abdominales y piernas), Danza infantil (mix de ritmos) y Zumba adultos.

Cada profesor está especializado en su danza ya que “cada danza tiene su gesto”. Los profesores, algunos de Córdoba y otros de la ciudad son: Camila Bocri, Guadalupe Urán, Athina Martínez, Maira Olmos, Magalí Menéndez y Fernando Acevedo.

Ella sostiene que las clases deben ser divertidas, relajadas, y después, paulatinamente, adentrarse en el entrenamiento y la exigencia técnica, si los alumnos así lo desean.

Enterate de todas las ofertas en TDH Monte Cristo

Su idea no es tomar exámenes o reprobar alumnos como en una escuela, sino encontrar en la danza una motivación, un incentivo para conectarnos con nosotros mismos, con el esfuerzo, la dedicación y también con el placer. Por eso eligió a cada uno de los profes con mucho cuidado, para que acompañen a los alumnos en un aprendizaje amoroso y comprometido. Ella lo sabe muy bien, ya que en su experiencia como alumna, sufrió desilusiones. Sin embargo, el amor por la danza fue mayor y así pudo superarse y perfeccionarse. Melina cree que, al igual que ella, muchas personas han querido bailar pero no les han tenido paciencia. Allí es donde entra el rol del profesor. Muchos de ellos generan frustración y dejan de lado a aquellos alumnos que no presentan ciertas aptitudes espontáneamente, en afán de competir y lucirse como profesores.

La danza es muy competitiva y, a partir de todo lo que ha vivido y aprendido de ella, ha convocado a profesionales que disfrutan de trabajar con alumnos principiantes, que enseñan de a poco, con paciencia, y tienen en cuenta al alumno y sus necesidades.

Melina empezó a estudiar danza árabe a los 18 años y a dar clases a los 23. Se recibió, además de profesora de danza árabe, de profesora de teatro. También realizó cursos como instructora aeróbica, ritmos latinos e instructora para adultos mayores.  Pero su corazón está en el árabe. Dictó clases en Córdoba y cinco años en la Sociedad  sirio-libanesa de Bell Ville. En dos oportunidades viajó a Sydney, Australia, donde bailó en numerosos restaurantes de la ciudad. En Argentina, hace ya siete años, abrió su propia escuela de danza, Danza Nueva Cordoba, en Córdoba capital.

Vení a probar una clase en cualquiera de las disciplinas de Danza & Arte Monte Cristo, sin compromisos. Si te gusta y querés continuar aprendiendo, solo vas a pagar la clase.

¡Animate a danzar!