Nos encantan las mujeres que se superan a sí mismas por eso hoy vamos a mostrarte un salón de belleza lleno de buenas vibras.

Grandiosa comenzó como un pequeño emprendimiento de Lorena Tejeda. Ella llegó a Monte Cristo hace 17 años, era peluquera y tenía muchas ganas de salir adelante. Por iniciativa de su hija Yanina, que en ese momento tenía 15 años y quería ser maquilladora, fue a averiguar por unos cursos y terminó anotándose para estudiar depilación. Con el apoyo de su marido Alejandro y antes de haber terminado de cursar, comenzó a trabajar a demanda dentro de su propia casa.

Sin darse cuenta encontró un nicho de mercado. Lore siempre fue muy consciente de que no se logra nada sin sacrificio, por eso, a partir de ese día, todo ingreso fue inversión para Grandiosa y poco a poco fue creciendo.

Sus hijas siguieron sus pasos, Brenda es depiladora y estilista y se incorporó al equipo hace un par de años y Yanina, por su parte, también tiene alma emprendedora. Además de ser profesora de biología y química, es maquilladora y manicura, el año pasado junto a una amiga iniciaron Feria Kahlo, iniciativa que le sirvió para promocionar tanto los servicios de Grandiosa como sus propios servicios: En tus manos (uñas, manicuría, esmaltado semipermanente, esculpido de uñas acrílicas, etc.)

Estas mujeres son un estallido de entusiasmo con más de 300 clientas, consideradas amigas de este equipo. Ante semejante demanda, se sumó recientemente: Agustina, encargada de organizar los turnos y manejar las redes sociales.

Agustina

Lorena se jacta de escuchar siempre a sus clientas, gracias a ellas Grandiosa ha crecido y se ha convertido en el salón más buscado. “No es fácil prestar atención a todas nuestras clientas y atender todas sus necesidades pero lo hacemos con mucho gusto, porque sabemos lo importante que es la contención y el cariño”, es por eso que agradece a Dios por la confianza y el compromiso de sus clientas que son fieles desde el primer día.

Entre su mix de servicios ofrecen: depilación convencional y definitiva, masajes descontracturantes, spa de pies, belleza de manos y pies, peluquería, maquillaje y tratamientos faciales, permanente y tinte de pestañas, manicuría, entre otras tantas cosas.

Pero lo que realmente las diferencia a estas chicas es su forma de trabajo. Atienden sólo por turnos, porque consideran que el tiempo de sus clientas vale oro. “Las mujeres vivimos apuradísimas, con miles de obligaciones y nunca nos alcanza el tiempo”, es por eso que las chicas tienen horarios flexibles y plena predisposición para adaptarse a las necesidades de sus clientas. “En una hora les hacemos las uñas, una nutrición y una limpieza de cutis”, esa es la idea, que las mujeres aprovechen al máximo el tiempo que se dedican a sí mismas.

Y mientras tanto no faltan las conversaciones y los detalles. Un ambiente perfumado y luminoso, buena música, unos mates y los mejores consejos de estas chicas que alientan a sus clientas a crecer y desarrollarse.

Con un espíritu de participación Grandiosa está presente en todo evento que se organice en la ciudad, les gusta colaborar y participan activamente en las redes sociales, que se han vuelto su gran aliado a la hora de promocionar sus servicios.

Brenda, Yani, Lore y Agustina

Sus colegas no son considerados una competencia, si no por el contrario: “Nos intercambiamos datos, nos ayudamos, vamos todos hacia el mismo lado” así piensa Lore que incluso dicta cursos de depilación y no se guarda ningún truco. Como buena emprendedora inquieta está haciendo cursos permanentemente, es parte de su filosofía y la de sus hijas, capacitarse para brindar lo mejor.

Brenda, Melody, Yanina y Lorena

Si aún no has pasado por Grandiosa te contamos que vale la pena llegarse a conocerlas, están en calle Antonio Rossi 240, Bº Don Miguel, Monte Cristo. Turnos y consultas a través de sus redes sociales o al tel.: 351 2265 487