Hoy les traigo un producto muy versátil en su utilización, que está en temporada y por esto vamos a poder conseguirlos con facilidad; el zapallo japonés, hoy más conocido como zapallo kabutia es muy sabroso, es carnoso, dulce y muy cremoso; su pulpa es bien compacta y por su fisonomía invita a cortarles la parte superior y a rellenarlos (los rellenos pueden ser tantos como la imaginación que tengamos: con verduras, con quesos, con diversas carnes, un clásico que es carbonada en zapallo, etc.), pero antes de esto hablemos de los beneficios que tiene esta noble verdura.

Contiene una pulpa de color anaranjado, la cual es sumamente rica en beta carotenos (sustancias que ayuda a prevenir el cáncer). Gracias a su alto contenido en fibra, el zapallo ayuda a regular la función intestinal, destacando además porque se digiere con muchísima facilidad, especialmente cuando se cocina hervido o al horno.  Ayuda también a depurar los riñones, siendo interesante su consumo no solo para regular su funcionamiento, sino también el correcto funcionamiento de la vejiga. Se destaca también por su alto contenido en agua,  y bajo contenido de calorías e hidratos de carbono. Por último,  su alto contenido en vitaminas ayuda a cuidar la vista, y fortalecer la piel, el cabello y los huesos.

De esto les hablaba cuando escribí la primer nota, de que conozcamos los productos que consumimos que seamos nosotros los que los procesemos, no solo vamos a comer rico, sino que vamos a comer más sano; acá les dejo una receta cargada de sabor y que en un abrir y cerrar de ojos la van a tener lista.

Zapallo relleno

  • 1 Zapallo japonés de 1 ½ o 2 kg
  • 1/2 Pimiento rojo
  • 1/2 Pimiento verde
  • ½ Pimiento amarillo
  • 1 Cebolla mediana
  • 4 Dientes de ajo
  • 25 Cm3 de leche
  • 25 Gr. De manteca
  • 2 Ramita de romero
  • 4 Ramitas de tomillo
  • 2 Huevos
  • 250 Gr de mozzarella
  • 300 Gr de carne (puede ser de vaca, de cerdo, de pollo)
  • 100 Gr. De salchicha parrillera
  • Aceite de oliva c/n
  • Sal, pimienta, pimentón, ají molido y paprika c/n

Primero lavamos al zapallo bajo el grifo de la cocina, lo secamos bien, ahora con un cuchillo de buen filo o tipo serrucho le cortamos la parte superior, le retiramos todas las semillas y la parte fibrosa, luego lo pintamos por dentro con aceite de oliva, sal pimienta, pimentón y el ají molido le agregamos la manteca y la leche, las ramitas de romero y tomillo; lo tapamos con la parte que cortamos y lo llevamos a un horno precalentado a 200°C por unos 30 a 40 minutos.

Mientras tanto lavamos los pimientos, los cortamos a la mitad y le retiramos las semillas y la vena blanca que tiene, lo cortamos en cubos y reservamos; cortamos la cebolla en cubos, los dientes de ajo en láminas y la mozzarella en cubos.

Ahora cortamos la carne en cubos y la salchicha parrillera en rodajas de un centímetro aproximadamente, colocamos una olla al fuego, le agregamos el aceite de oliva y sellamos la carne y la salchicha parrillera.

Una vez que doraron, le agregamos los pimientos rojos, dejamos que se cocinen unos minutos e incorporamos la cebolla junto con el ajo; sazonamos con sal, pimienta, ají molido, el pimentón y la paprika (los condimentos son a gusto, como consejo; cuando no conozcan de una especie primero prueben con poco, ya que si le falta le podemos agregar, pero si nos pasamos es más difícil de arreglar). Una vez que la carne esta cocida retiramos del fuego y dejamos entibiar, por otro lado, batimos los huevos le agregamos la mozzarella e incorporamos a la preparación anterior.

En este ínterin deben de haber pasado unas 30/40 minutos, retiramos el zapallo del horno, con cuidado lo damos vuelta para quitar el líquido de su interior y ahora agregamos el relleno, dejando unos dados de mozzarella en la parte superior para que gratine, llevamos unos 10 a 15 minutos más al horno y listo, a disfrutar.

No se asusten, parece complejo pero no lo es, solo disfruten de cocinar, y dedíquenle un tiempito a la cocina.