Cuando hablamos de Crianza Respetuosa, hacemos principal hincapié en lo que

transmitimos a nuestros niños, en los tratos, en sus necesidades, en lo que pensamos de

ellos. Entonces, quiero invitarte a reflexionar hoy al respecto, más profundamente, sobre

algunas actitudes que tenemos como madres (y padres) que pueden ser destructivas para

nuestros hijos. Vamos a poner como ejemplos, algunas frases que decimos, inconscientes del daño que pueden provocar y de a dónde nos están llevando como humanidad:

. “No puedo manejar a mis hijos”.

·    “No sé cómo dominarlos!”

·    “Hasta que no le grito no me hace caso”

·    “Parece que no entiende si no lo amenazo con un chirlo!”

·    “Me manipula”

·    “Me agarró el lado”

·    “Me lo hace a propósito”

·    “Se porta mal hasta que me saca”

·    “Cuando hace esas cosas lo mataría!”

·    “No le hace caso a nadie”

·    “Es muy rebelde”

·    “No l@s soporto más!”

Conectemos un minuto, bien conscientes, con estas frases….  

¿Pueden sentir lo duras que son? ¿Se imaginan lo que sentirán nuestros hijos al escucharlas? O, si fueran ellos los que estuvieran leyendo, ¿qué puede ocasionarles en su interior?

Esto y mucho más aprendimos en el Taller…

Si te quedaste con ganas de aprender te puedes sumar a la “comunidad de mamás conscientes” escribinos y te sumamos. 

valegazzoni@gmail.com