Las frutas y verduras son un pilar esencial en nuestra alimentación porque aportan vitaminas y minerales que son fundamentales para estar saludables y además está comprobado que un consumo adecuado puede prevenir distintas enfermedades. 

Una dieta completa, equilibrada y saludable incluye al menos 3 raciones de frutas y 2 de verduras cada día. Pero fundamentalmente aportan muchísimos beneficios nutricionales cuando se consumen verduras y frutas de estación. 

La naturaleza es sabia y nos ofrece en cada estación lo que necesitamos. Por ejemplo en invierno, necesitamos más dosis de vitamina C para reforzar el sistema inmunitario y así prevenirnos de las enfermedades respiratorias; y podemos encontrar la Vit C en esa época en alimentos como los cítricos,  naranjas, pomelos, mandarinas, kiwi, en pimientos o coliflor.

En verano, necesitamos más agua y esa es la temporada de frutas como la sandía, el melón o la pera; y para proteger la piel necesitamos un aporte suficiente de carotenos que los podemos obtener en la calabaza y la zanahoria que son propios de esa época.

Cuando compramos y consumimos estos alimentos estamos respetando el ciclo natural y si se han recolectado o recogido cerca de donde vivimos los gastos de transporte o desplazamiento también son menores. Lo que a su vez, ayuda a reducir la energía y las emisiones de CO2.  

Consumir los vegetales frescos no solo es más ecológico que consumirlos en otros momentos del año, también es bueno para la salud, el paladar y el bolsillo.

Hoy podemos encontrar muchas frutas y verduras fuera de su ciclo natural de crecimiento, sin embargo se recomienda siempre elegir aquellos que son de temporada, así te aseguras de consumir alimentos que crecen respetando los ciclos de la naturaleza y que aportan  sabores, aromas y texturas genuinas, reales, propias de la planta que a su vez te dan más beneficios para la salud ya que conservan mejor sus nutrientes. Ni se ha forzado el cultivo para que estén listas en meses que no les son naturales ni llevan tiempo aguantando en cámaras que les restan jugosidad, sabor y propiedades nutricionales.

Por lo que es recomendable aprovechar ese pedacito de tierra que tenemos en el patio y en macetas para cultivar nuestras propias verduras y así también podemos intercambiar nuestras propias producciones con vecinos o familiares. 

Yo recomiendo consumir las verduras y frutas en esos momentos donde está mas económica, lo que quiere decir que es de mejor calidad nutricional y además podes preparar mejores conservas caseras y deshidratadas para seguir disfrutándolas durante el resto del año pero sabiendo que las aprovechaste en el mejor momento.

Lo que sí es importante tener en cuenta es que cuando consumimos o elegimos  las frutas y verduras de estación a veces se suelen acabar las ideas en la cocina y nos aburrimos o cansamos de consumir un mismo alimento. Por eso ahora les comparto un par de ideas para disfrutar de la alimentación, disfrutar de las verduras en la época que más se cosechan y las debemos aprovechar para nutrirnos y prevenirnos de las enfermedades. 

Por ejemplo ahora es época de acelga/espinaca y existen preparaciones clásicas que desde nuestra infancia consumimos, como por ejemplo la tarta de acelga, las torrejas o tortillas. Un dato importante es que las torrejas comúnmente se realizan fritas y una opción más saludable seria realizarlas en el horno o a la plancha con un poquito de aceite. 

Otra manera de consumirlas es procesada en omellete o panqueques, en soufflé, en empanadas, canastitas de acelga, como niño envuelto, en relleno de canelones, o calabaza rellena de acelga, en lasaña, incluso en muffins de acelga. 

Muffins de acelga/espinaca:

Ingredientes: ½ atado de acelga o espinaca, 250gr de ricota, 1 huevo, 1 chorrito de leche, ½ taza de harina integral (o puede ser de semillas como chía, lino, sésamo; o de legumbres como el garbanzo, lentejas, soja) con 2 cucharadas de polvo para hornear, 2 cdas de queso rallado, pimienta y nuez moscada.

Preparación: precalentá el horno a 180°. Saltea la acelga con ajo y cebolla o hervila y escurrí bien. Coloca en un bowl o procesadora y agrega el resto de los ingredientes. Mezcla bien y coloca en los moldes de muffins. Cocina por 20-25 min y listo!