Muchas veces, nos toca elegir el árbol que colocaremos en la vereda de nuestra casa, y es en ese momento en el que creo que debemos recordar conceptos de solidaridad y amor. Lo digo, porque la mayoría de las veces buscamos algún árbol que “ensucie poco”, y considero que de allí parte el error más grande; estos maravillosos seres no ensucian, nosotros invadimos espacios naturales ensuciándolos con los desechos que producimos, la naturaleza, siempre aporta algo al ciclo de la materia. Entonces, si pusiéramos todos un poquito de nosotros para ayudar a este mundo dolorido y hambriento, que sería más maravilloso que al caminar por la calle podamos servirnos de frutas naturales disponibles en los espacios públicos? 

Y siguiendo con esta línea de pensamiento se me viene a la mente la  belleza que tiene una albahaca en flor o una albahaca morada, y es muy fácil lograr un jardín a partir de aromáticas u hortícolas. Solo debemos protegerlos de las deposiciones de animales domésticos, con la finalidad de cuidar la sanidad de los vegetales, respecto a parásitos. Para ello, con sólo poner macetas en altura, o por qué no colgantes, ya estamos haciendo un buen trabajo. Y al cabo de un par de meses tendremos un delicioso jardín, pudiendo así aumentar el consumo de verduras con un bajo costo, a la vez que incentivamos en los pequeños de la casa el concepto de producir lo que comemos.

Acercamos un par de ejemplos que van a ayudarte si te animas a iniciar tu huerta domiciliaria en macetas:

De hoja: Rúcula, Lechuga, Achicoria, Acelga, Espinaca, Endivia, Escarola, Repollo, entre otras.

De raíz comestible: Zanahoria, Rabanito, Nabo, Remolacha, Jengibre, Cebolla, etc.

De fruto: Tomate, Morrón, ajíes, Frutillas, Zapallito del tronco, Pepino, etc.

Aromáticas: Albahaca, Menta, Orégano, Tomillo, Salvia, Ciboullete, Estebia, Estragón, Perejil, etc.

La mayor parte de estas especies, pueden cultivarse tranquilamente en macetas, debemos tomar la precaución de generar un buen drenaje (puede ser agregando granza en la parte inferior, luego 1.5 cm de arena y por encima de esto la tierra mezclada con lombricompuesto.) luego de una buena preparación de la cama de siembra se puede buscar semillas o plantines y plantarlos cuidándolos con riegos cada 2 días en esta época y diarios en pleno verano. Para las de raíz, vamos a necesitar una maceta un tanto más profunda, (40-50 cm) y en ésta debemos mezclar en sustrato con un 15 % de arena, para que ayudar a que crezcan las mismas.

¿Te animás a armar tu jardín alimenticio? 

IA. Candelaria Pautassi