Hoy voy a apropiarme de las palabras porque estoy especialmente inspirada, la primavera activa en mi cierta magia que no soy capaz de describir y que ciertamente me vuelve mucho más creativa.

Se muy bien que no es magia, aunque es una linda forma de describirlo y de eso quiero hablarles en esta nota. Todas pasamos por diferentes procesos de construcción personal en nuestra vida. Algunas veces sin darnos cuenta nos dejamos llevar por las circunstancias, otras veces somos muy conscientes de lo que estamos viviendo y atravesando.

Hoy vivimos momentos de desolación social, con energías muy bajas y son estos momentos donde relucen nuestros peores pensamientos. Hay muchas peleas en la calle, en los grupos, en las escuelas, en los niños y parece que no hay esperanza y cada vez es peor.

Yo las invito a no dejarse engañar… las únicas responsables de su destino, de su vida, de sus circunstancias son ustedes mismas. Te guste o no, vas por la vida tomando decisiones, incluso cuando dejás que otros las tomen por vos, estas decidiendo no hacerte cargo.

Te propongo que aprovechemos este cambio de estación, donde la naturaleza resurge y el mundo tiene otra oportunidad, para tomar las riendas de tu vida y en lugar de perder el tiempo con las banalidades, que te distraen, te comprometas en hacer cosas que fortalezcan tu alma y hagan crecer tu interior.

¿Cómo?

Lee más, busca lecturas de temas que te llenan el alma, que le aporten algo a tu vida que te haga ser una mejor persona. Reunite con personas que te sumen, esas que no pierden el tiempo criticando a los demás, personas que son productivas, que hacen cosas por otros, que crecen… usá menos tiempo libre para ver los estados de whatsapp de otra gente y ponete a pensar que cosas podés hacer hoy para vivir mejor o mejorar la vida de alguien, tus hijos, tu pareja, una amiga/o, etc. Hacé un plan, planteate objetivos, anótate en un curso, meditá, respirá, conéctate con tu jardín, salí a hacer ejercicio, comé bien… hacé algo que tu cuerpo y tu alma te agradezcan.

Y hacelo todos los días… comprometete con lo que “decis” que sos y queres ser. Decir cosas es muy fácil, criticar a otros es más fácil todavía, lo difícil es SER lo que decimos que somos.

Feliz primavera!!! Tenemos otra oportunidad, la aprovechemos.

Sole Quintero