Ella decidió llevar sus convicciones naturistas a otro nivel, sostiene una vida saludable y se propuso convertir un alimento milenario en un producto comercial y de fácil acceso para todos. Su propósito es ayudar a las personas a vivir una vida más saludable y está decidida a conseguirlo. Te contamos su historia en esta nota.

Cecilia Peralta Alcorta tiene 38 años, está casada con Martín López y es mamá de 3 niños (Ciro, Catalina y Milo). Se recibió de Profesora de Canto en el Conservatorio Provincial de Música, ejerció como cantante lírica y dio clases en varios lugares. Vive en Río Primero, tiene descendencia árabe por parte de sus abuelos maternos y en casa siempre se comió rico y variado gracias a las habilidades culinarias de su papá. A los 28 años comenzó su camino hacia la nutrición consciente al hacerse vegetariana y desde entonces se interesó por las propiedades y beneficios de los alimentos. Hoy es mamá y emprendedora, lleva 10 años atravesando una experiencia de aprendizajes que la llenan de entusiasmo. Tiene muchos planes y se ve a sí misma como toda una empresaria de la alimentación.

Cecilia junto a Néstor Palmetti en Expo Naturismo y Salud

¿Cómo empieza tu relación con este producto?

“Hace 10 años aproximadamente participé en la organización de una charla sobre alimentación consciente en Monte Cristo, la hicimos junto a un grupo de amigos e invitamos a disertar a Néstor Palmetti, un referente en el tema por su trabajo y trayectoria. Me tocó elaborar una serie de jugos para degustación y allí conocí el Kéfir”.

¿Qué es el Kéfir?

El kéfir es un cultivo microbiano, formado por un gran número de especies de bacterias, que viven en simbiosis, es decir, dependen unas de otras. Si lo generalizamos podríamos ponerlo en la categoría de “plantas”.

Existe un kéfir de leche y otro de agua. Este cultivo se disuelve en agua, azúcares y minerales y de este proceso surge una bebida gasificada muy rica, que tiene muchísimas propiedades beneficiosas para nuestra salud.

“Lo que más me llamó la atención fue ver que era un alimento muy completo que actuaba directamente en el segundo cerebro de nuestro cuerpo: el intestino y que consumiéndolo  teníamos la posibilidad de mejorar todo nuestro organismo, incluso nuestras emociones y pensamientos”.

¿Cómo funciona y qué beneficios tiene su consumo?

El Kéfir se consume como cualquier bebida, va limpiando nuestro intestino de parásitos y ayuda la proliferación de microorganismos que son beneficiosos para nuestra flora intestinal. Es una bebida que cualquiera puede consumir sin restricciones. Además es rica, rehidrata y aporta minerales, como cualquier bebida isotónica; potencia el sistema inmune, estimula la mucosa intestinal y la inmunidad innata (células y mecanismos que nos defienden de la infección por otros organismos), actúa como antibiótico natural. Inhibe patógenos gracias a la acción de ácidos orgánicos, péptidos, dióxido de carbono, etanol o diacetilo, liberados por los microorganismos del kéfir en la bebida. También controla el colesterol, aunque los mecanismos no se conocen muy bien aún, puede mejorar los valores de colesterol. Y como si fuera poco también posee actividad antiinflamatoria y curativa.

Taller Fermentados junto a Arroraw y Ruta Consciente

Pero, cómo se consigue, dónde se compra?

“No es una bebida comercializada. Hace 10 años atrás se sabía muy poco en Argentina. Yo empecé a prepararla en casa para consumo particular y al ver que realmente era muy beneficiosa se volvió un hábito familiar. Luego me casé, tuve mi primer hijo y cuando nació la segunda decidí hacer una pausa en mi vida laboral para dedicarle más tiempo a la crianza de mis hijas, estaba desbordada, trabajaba muchas horas. Pasaba más horas en casa y comencé a hacer cursos, de cosmética natural por ejemplo, artesanías, a investigar y ahí fue cuando pasó algo que cambió todo”.

Un día una señora de su ciudad le pidió que le vendiera esta bebida ya que tenía algunos problemas de salud y alguien se la había recomendado. Hasta el momento Ceci sólo la hacía para consumo personal ya que el proceso de elaboración requiere ciertos pasos y cuidados especiales. La operación no llegó a concretarse pero se despertó en ella una inquietud. Por qué no preparar esta bebida tan difícil de conseguir para aquellas personas que necesiten consumirla para mejorar su salud.

Cecilia junto a Martín, su esposo

A partir de allí comenzó un trabajo de investigación y mejora de los procesos que ya venía realizando en forma casera. Descubrió que en Argentina sólo había una producción en Buenos Aires bastante artesanal, pero que en EEUU, España y Brasil se elaboraba el Kéfir de manera comercial y podía conseguirse en cualquier supermercado como una alternativa saludable a las bebidas diarias de mesa.

Cecilia junto a algunos distribuidores amigos en Expo Naturismo y Salud

“Eso me animó a emprender la aventura. Lo primero fue ofrecer el producto entre conocidos y amigos para testear el interés del mercado. Se fue corriendo la novedad y la producción pasó de 50 litros a 100 litros por semana en ese primer año”.

Reunión en Cequimap en el marco del 8vo Congreso Internacional de Tecnología en Alimentos

El año pasado Ceci se incorporó, como proyecto emprendedor, al Vivero Metalúrgico, un área de la  CIMCC Cámara de Industriales Metalúrgicos y de Componentes de Córdoba, dedicada a encontrar proyectos innovadores para ayudarlos a despegar. Allí obtuvo apoyo para realizar las habilitaciones necesarias que le permitirían seguir creciendo. Al no ser un alimento nomenclado en el Código Alimentario Argentino (CAA) Kéfir necesitaría pasar varios procesos. El primero fue conseguir el número de RNE (Registro Nacional de Establecimientos) que la habilitara a comercializar esta bebida fuera de Río Primero y luego el RNPA (Registro Nacional de Producto Alimenticio).

Cecilia recibiendo certificado de capacitación de emprendedores. Cámara de Metalúrgicos.

Hoy Equilibrium Kéfir produce 500 litros por semana y trabaja sólo a demanda. Vende toda su producción a pedido, pero Cecilia ya está lista para dar el siguiente paso. En el 8vo. Congreso Internacional de Alimentación, realizado el año pasado, se vinculó con la Universidad de Ciencias Químicas quienes le ofrecieron realizar la tesis sobre un proyecto de escalado industrial para Kéfir. En unos meses contará con este proyecto que le permitirá ampliar su producción y realizar un crecimiento en conteiners equipados con la maquinaria necesaria y un laboratorio interno. De esta manera podrá llegar a cualquier punto del país que se lo proponga minimizando la huella de carbono. El escalado es un proyecto que llevará su producción a 3000 litros por semana, posibilitando llegar a muchos más hogares.

Jornada vinculación Cámara de Metalúrgicos

Después de mucho trabajo y esfuerzo el sueño está más cerca de cumplirse, pero el camino no fue tan fácil. Como cualquier emprendedor, Cecilia ha pasado por varias etapas, desde trabajar 24h sin parar a sentir ganas de renunciar. “Todo es aprendizaje y aunque es duro sigo eligiendo apostar por llevar una idea adelante”. Cuenta con el apoyo de su esposo y toda su familia, sin quienes nada sería posible y es consiente que falta un tiempo aún para ver los frutos económicos de su trabajo. “Este es el desafío más grande, pero también es fundamental entender que se debe reinvertir en recursos, capacitación y vínculos para salir adelante”.

Cecilia junto a Franco Palmetti y Celeste Marini de Prama y Arroraw

Esto es mucho más que un producto saludable

“Equilibrium Kéfir es un alimento que consumimos con mi familia desde hace 10 años, mis hijos lo consumen desde bebés. En casa es la bebida de la mesa y está siempre disponible en la heladera. No tengo ninguna duda de los muchos beneficios que tiene su consumo por eso quiero hacerlo masivo. Hoy lo comercializamos en botellas de plástico, muchos me preguntan por qué? Y la respuesta es que queremos que sea un producto accesible para todos los bolsillos, que sea una alternativa más saludable que la gaseosa. A futuro esperamos poder bajar costos y distribuirlo en botellas de vidrio, si es posible para minimizar el impacto ecológico”.

Cecilia en Feria Sana Sana

¿Dónde conseguimos hoy Equilibrium Kéfir?

Los pedidos se reciben por whatsapp o través de sus redes sociales, también puede encontrarse en algunas dietéticas, almacenes naturales, farmacias y gimnasios de Córdoba. 

Whatsapp: 351 660 3123 CLIC AQUÍ

Atención de lunes a viernes de 8 a 18h y sábados de 9 a 12h

Facebook: Equilibrium Kefir (clic aquí)

Instagram: equilibriumkefir (clic aquí)