Simple, sincero y directo, es el hombre que mejor conoce a las mujeres, convive con sus secretos y disfruta de sus trabajos con ellas. Su carisma angelical lo marca en su camino cosechando un millón de amigos y más. Querible y reconocido por una trayectoria impecable como estilista participa de eventos a nivel nacional con colegas de prestigio y modelos internacionales. Walter Montenegro charlo con Épicas Mujeres y compartió su opinión sobre la mujer local y sus secretos además nos adelantó la tendencia para la próxima temporada.

¿Cómo definirías a la mujer de Monte Cristo?

La mujer de Monte Cristo es una mujer coqueta, elegante, que le gusta estar bien y acorde a la ocasión en la cual este presente. Me parece que es una cuestión cultural ya que somos una ciudad con alma de pueblo y eso no se va a perder.

¿Qué le gusta en el sentido estético a la mujer de esta ciudad?

Lo que yo he notado que ha mejorado muchísimo la estética en general, en vestirse bien, en estar a la moda, en tener tendencia. En cabellos siempre está buscando la innovación dentro de lo que se usa y lo mismo pasa con la ropa y con la estética corporal. Siempre tratando de mantener su cuerpo con la gimnasia, la parte de cuidado de piel, noto que ha habido una evolución con la mujer aquí en Monte Cristo.

¿La tradición se conserva o los jóvenes la están cambiando?

Me parece que se está rompiendo lo tradicional pero creo que es una cuestión generacional y una cuestión general a nivel mundial que la mujer está rompiendo un poco los esquemas de lo habitual, la mujer está mucho más osada, más libre de los cánones tradicionales. Y por estar más osada por ende se anima a salir de lo común y está buscando esa cosa de poder resaltar y poder buscar lo diferente.

¿Crees en el mito de que la mujer que se separa de su marido o divorcia se libera, crees que es así?

Yo creo que es un 50 y un 50, el hecho de que la mujer es mucho más formal cuando tiene el entorno familiar es decir se va a quedar en la casa con el marido, con los chicos. El hombre está un poco más suelto en ese sentido. Entonces cuando la mujer se separa tiene la posibilidad de salir sola es como que busca arreglarse más, se cuida más, está más libre. Le lleva más el apunte al cuidado de la estética a la hora de salir y poder gustar y tal vez para reconstruir su vida sentimental en muchos casos.

¿Qué se viene en la próxima temporada en cabellos y en ropa?

Me gusta mucho la moda que se viene, la tendencia en realidad ya que no hay una moda marcada porque hoy se usa todo y vale todo. Para esta temporada primavera verano vuelve un clásico cuando viene el verano más se aclaran los cabellos. El tema de los desgastes que se impuso como moda fue por una cuestión de comodidad para la mujer, por una cuestión de que las rubias pueden seguir estando rubias teniendo raíces oscuras sin tener que preocuparse por el tema de la raíz eso marco una tendencia y la va a seguir marcando por una cuestión de comodidad. Pero también se usa mucho lo que es fantasía en tono pastel, los rosas, los naranjas, los fucsias, los verdes, los celestes que quedan muy lindos. Hoy en día se dice que para aplicar estos colores en el cabello es para alguien que tiene mucha personalidad, un transgresor. Yo no creo que sea tan así porque de pronto te podes hacer apenas una mechita como para hacer un detalle y ya tienes moda en el pelo, esa es un poco la idea. Obviamente si te sentís con personalidad para llevar toda el cabello con un color distinto está genial pero sino hay otras alternativas.
Y en lo que es moda de ropa se viene todo lo que es estampado y seguimos con lo mismo en colores: celeste, rosa, naranja, fucsias dentro de la gama de los pasteles que me gusta mucho porque es una moda que tiene color pero tranquila. Va a predominar la ropa más suelta no tan pegada al cuerpo como que viene la tendencia de soltar un poco no estar tan apretados.

¿Las mujeres locales son influenciables por la moda?

Yo creo que se ve en poco porcentaje, es mucho más clásica pero creo que eso de ser clásica es por una cuestión de miedos, del “qué dirán”. No se animan a usar lo último que salió en moda por una cuestión de “qué van a decir”. Eso pasa que la moda en Monte Cristo llegue un año después, cuando ya está probada en el mundo.

¿Como ves los nuevos negocios de ropa o calzado, son innovadores? ¿Estamos a la altura de la demanda de la mujer local?

En ropa me parece que sí tenemos bastante oferta, el tema es el calzado. Lo que pasa es que tenemos un mito la gente de Monte Cristo: “vivimos en un pueblo y no tenemos cosas buenas” y es todo lo contrario. Yo soy partidario de comprarme todo acá por una cuestión de comodidad y me parece que hay lugares que pueden competir con Córdoba en cuestión precios y en moda lo mismo. Al estar acostumbrados a comprar en Córdoba y no acá entonces eso hace que nosotros no crezcamos como negocio y es lo que pasa en la parte de calzado. Este rubro es más complicado que el de la ropa por eso no hay tanta oferta en calzado. Tenemos que ser un poco más localistas, es por lo que siempre peleo. Revertir esta situación es una cuestión de “abrir cabezas” somos un poquito cerrados como ciudad.

¿La cercanía a Córdoba nos complica?

Si pero no tanto, porque te doy un ejemplo hay eventos que en Monte Cristo se hacen y no participamos pero se hace el mismo evento en Córdoba o en otro lugar cercano y participamos, entonces hasta que nosotros no seamos más localistas y empecemos a querer lo nuestro creo que esas cosas nos van a costar cambiarlas.

¿La mujer local compra aquí o se va a la ciudad de Córdoba?

Creo que en eso tenemos mitad y mitad. En calzado cuesta y te doy otro ejemplo tengo gente conocida de Córdoba que se han radicado acá y me dicen tengo una fiesta y no tengo donde ir a comprar un par de zapatos, no tienes opciones acá. Por eso muchos terminan yéndose a comprar a otro lado, nosotros mismos corremos a esta gente que nos puede ayudar a cambiar y no la aprovechamos.

¿La mujer se peina aquí o en Córdoba?

Y tienes de todo, hay gente que va a Córdoba y está la gente que se queda. Los otros días me reía porque me toco peinar una novia y esa chica la había peinado para la comunión, cuando cumplió los 15, para los egresados y ahora cuando se casa. Y tanto ella como la familia han sido clientes toda su vida entonces hay de todo.

¿Qué consideras nos falta como ciudad en el tema moda?

Abrir cabeza, me parece que nos falta abrirnos para innovar de ambos lados, por parte del comerciante para ofrecer y del cliente para recibir. La gente le cuesta y volvemos a lo mismo vivimos pendiente del “qué dirán” y por eso no nos animamos entonces tenemos que empezar a vivir por nosotros mismos y no por los demás. Es complicado en un lugar chico y no es solamente aquí cuanto más pequeños más cerrados.

En lo personal sino fueras peluquero ¿qué serías?

¡Qué pregunta…! Creo que hubiese estado involucrado en el arte, hubiese seguido algo de diseño gráfico o de moda me gusta mucho la parte creativa y manual, por ese lado hubiese ido.

¿Pesó la tradición familiar la elección de la peluquería?

No, me parece que lo elegí por vocación. Hoy pienso que a los 12 años uno no tiene el poder de decidir y qué hubiese pasado si al llegar a los 20 me hubiera dado cuenta que no me gustaba, pero hoy en día la peluquería me sigue gustando al igual cuando era chico. Mientras me haga bien a mí la decisión que tome si al otro no le gusta es problema del otro.

¿Cómo te llevas con tus colegas de aquí?

Bien, re bien. Actualmente hay muchas peluquerías y está genial eso porque yo creo que todos tenemos la misma oportunidad de lograr lo que queremos y está en uno poder lograrlo no en lo demás. Yo creo en este mundo solos venimos y solos nos vamos y por eso no tiene sentido esa cosa del egoísmo. De mi parte jamás, yo me llevo bien con todo el mundo lo que menos quiero es tener problemas con alguien.

¿Por qué crees que la gente te quiere tanto, en las redes sociales la gente lo manifiesta en cada publicación que haces?

Primero soy una persona a la cual no le gustan las peleas y no me gusta confrontar por ende puedo tener una discusión con cualquier persona y llegar a buen término. Soy respetuoso en las decisiones de los demás, si a vos te gusta algo y a mí no, eso no tiene por qué estar mal lo que vos elijas es tu gusto y decisión y eso me genera que me pueda llevar bien con todo el mundo y no tener ningún tipo de problemas. No me voy a pelear nunca por una diferencia de gustos, eso jamás. Te tengo que querer y respetar como persona y no por las decisiones que tomes en tu vida. Entonces creo que hace que pueda tener una buena relación con todos sin ningún tipo de problemas. Tenemos que aceptarnos tal cual somos cada uno es como es. Si me quieres como soy fantástico y si no me aceptas como soy prefiero no tenerte a mi lado.

¿Sos el hombre que más conoce a las mujeres, las tienes como confidentes, como amigas, de hecho, una mujer se siente muy bien hablando con vos?

Pasa por lo que te dije recién respetar lo que cada uno toma como decisión en su vida y en sus cosas. Para mí la mujer es una creación admirable, lo que hace una mujer, lo que logra y lo que llega a dar es único, como el poder ser madre eso no tiene precio, el poder gestar. Nos hacemos falta mutuamente, para mí la creación más divina que Dios tuvo. Y hoy la mujer está a la par del hombre, y vivimos en una sociedad machista y me incluyo yo también tengo actitudes que me doy cuenta que soy machista pero a la mujer hay que darle el lugar que se merece y respetarla como tal. Si tengo más amigas mujeres es cuestión del ambiente en el que me rodeo, pero yo no tengo drama con nadie y charlar con quien sea.

Tienes las puertas abiertas al mundo en tu profesión ¿por qué seguís quedándote en Monte Cristo?

Conocí la experiencia de un profesional que admiré mucho de Argentina, este chico estuvo nombrado en algún momento como el mejor estilista del mundo, lo conocí en Buenos Aires tuve la posibilidad de hacer cursos con él. Y me enteré que vivía en San Jorge un pueblo de Santa Fe más chico que Monte Cristo y entonces me dije si este tipo pudo lograr eso porque no puedo hacerlo yo. Segundo porque Monte Cristo me da lo que necesito, no hay algo que yo pueda hacer diferencia yéndome cuanto tengo que dejar primero y principal mis viejos que son mi pilar fundamental segundo mis amigos y tercero mi pueblo, el lugar donde nací, mi lugar en el mundo. Entonces irme significaría sacrificar un montón de cosas sólo por lo económico y por más dinero que tengas necesitas afecto y esos afectos no te los da el dinero. Entonces yo aquí en Monte Cristo estoy super bien no me puedo quejar porque vivo bien, tengo mi negocio, tengo mis amigos, tengo mi familia, descanso bien sin tener que laburar 15 horas por día y eso hace que me quede y me siga quedando. Mis padres son la contención que yo necesito día a día y no me importa tener 40 años y vivir con ellos y mi capital más grande son ellos y eso no tiene precio entonces elijo quedarme con ellos.