Llamo mucho mi atención una nota que leí sobre este libro: “La Magia del Orden” de Marie Kondo, donde describe su método, también llamado: El método KonMari que ha ganado fama por su sencilla forma de explicar cómo lograr un hogar cien por cien ordenado.

Foto de la página: konmarie.com

Comparto con ustedes algunos tips, espero les resulten útiles:

Tener una casa ordenada es todo un reto, especialmente si tenés niños, trabajas y vivis a las corridas. Vivimos en una sociedad consumista en la que estamos acostumbrados a comprar sin medida y llenar los armarios de ropa que casi nunca usamos.

Desde hace varios años, este método viene sumando seguidores que no paran de contar las ventajas de practicar este sistema está basado en una especie de ‘feng shui’ particular.

El secreto de todo está en tener las cosas almacenadas en el lugar adecuado y quedarte solamente con lo que realmente amas y te hace feliz, por eso, para Marie Kondo la organización es toda una terapia que pretende llenar de paz e inspiración la vida.

Sólo guarda aquellas cosas que te causan alegría

Antes de comenzar a ordenar deberás sacar todo del armario y deberás ir preguntándote: ¿lo quieres de verdad?, ¿es necesario?, ¿me hace feliz? Así sabrás si lo guardas o lo regalas, donas, vendes, etc.

Ordenar por categorías

Cuando ya hayas hecho una limpieza de todas aquellas cosas que no te hacen falta, es el momento de pasar a ordenar por categorías. Así según tu estilo tendrás abrigos por un lado, camisetas por otro, pantalones por otro, etc.

Empieza por lo más sencillo

Este método se puede aplicar a todas las cosas de la casa, pero para nosotras lo más interesante puede llegar a ser el placard, luego iremos por la cocina, los libros, los objetos de belleza, etc. Siempre debes empezar por lo más simple. Si tu placard rebalsa de cosas, quizá te convenga empezar por los zapatos o las carteras.

Guarda por tipología y no disperses espacios

La recomendación es guardar todos los objetos del mismo tipo en el mismo lugar, no tengas zapatos en un cajón, bajo las perchas o bajo la cama, busca un lugar donde estén todos juntos. Lo mismo para los abrigos y las carteras, es muy común tenerlos mezclados.

Simple y todo a la vista

No necesitás tener un súper placard, basta con estantes o cajas de cartón para tener las cosas separadas y ordenas por tipo. Si usas cajas es importantes que les pongas etiquetas, así no olvidarás lo que hay adentro ni necesitarás sacar todo cada vez que busques algo.

Doblar verticalmente la ropa

Marie tiene una técnica muy particular de doblar la ropa de forma tal que cada prenda quede vertical y asi no apilarás una sobre otra si no una al lado de otra. Esta no es la parte más sencilla, pero una vez que lo implementas podría resultarte muy útil.

Otro detalle es planchar con las manos la ropa (estirándola perfectamente) antes de doblarla. Doblar muy bien cada prenda es un gran truco para evitar usar la plancha eléctrica.

No gastes dinero en productos de almacenaje para guardar las cosas

Existen muchos accesorios y objetos para organizar los placares, sin embargo este método promueve el uso de cajas de zapatos en desuso, ya  que son perfectas en tamaño, material, durabilidad, facilidad de uso y atractivo. También son perfectos los rollos de papel higiénico para meter ropa interior o almacenar cables.

Decorar con minismalismo extremo

Este método nos propone eliminar todo el ruido visual de la casa, salvo que sean cosas que te hagan feliz, pero seguramente, sin darte cuenta, has llenado tu casa de objetos innecesarios. Menos es más y cuantas menos cosas, muebles, cuadros y objetos tengas más sencillo será limpiar, ordenar y también descansar.

Espero que te guste este artículo, es un simple resumen de una obra maravillosa que podría traer muchos beneficios a tu vida diaria.