Ella es la ideóloga de Nuestra Chica del Verano, una competencia de belleza y méritos que ya cumplió 3 temporadas. “Empezó como una estrategia para atraer clientes al estudio pero poco a poco se convirtió en mucho más que eso”.

Foto: #Biensabido

Dana Celeste Moyano es una joven que nació en Tres Arroyos, Pcia de Buenos Aires y hoy vive en Monte Cristo desde hace 6 años. Llegó aquí después de ser madre muy jovencita y a partir de ese momento su vida se convirtió en un difícil aprendizaje de supervivencia que la pone hoy, a sus 21 años, en un lugar de auto-realización y búsqueda, con las ideas claras y la meta precisa. Actualmente trabajando codo a codo con su pareja (Diego) llevan adelante este proyecto.

Foto: #Biensabido

Contanos ¿Cuál es el objetivo de este proyecto?

“En un principio Nuestra Chica del Verano buscaba dar una identidad a Monte Cristo, haciéndolo con chicas locales. Empezamos con muy poco, pero la experiencia nos gustó. Este año creció muchísimo, se inscribieron 160 chicas. Logramos formar un equipo grande de trabajo. En todo este proceso fueron cambiando los objetivos y los fundamentos del certamen. Este año nos convertimos más en una “miss”, les enseñamos a las chicas a hablar, a comer, a vestirse a tratarse como personas y no como objetos comerciales. Este año realmente me sentí orgullosa del trabajo que hicimos”.

Foto: #Biensabido

¿Cómo vivieron esta experiencia?

“Felices. Siento que brindamos muchas cosas. No es fácil trabajar con chicas tan jovencitas, todo les afecta, son muy inseguras. Muchas mamás se quedaron en el certamen hasta el final, incluso aunque ya habían quedado afuera, igual podían participar de las charlas y las actividades. La ropa fue un punto clave, les enseñamos que la ropa les da dignidad. Tuvimos chicas que venían de agencias de modelaje donde les decían que deben estar desnudas por la vida… un horror… nosotros les enseñamos a respetarse, les dimos otro enfoque para salir del estereotipo.

Los miembros del jurado fueron claves en este proceso: Guada Galetto les enseño a pararse, caminar con elegancia. Guada Urán aportó toda su energía y alegría, dio sus clases de ritmos urbanos, fue una estrellita dentro del certamen. Y Rocio Hospitaleche, mi mamá, asesora de imagen que tiene una forma muy especial y respetuosa de relacionar a la mujer con su forma de vestir. Las chicas terminaron muy contentas. Como siempre hay algunas que van por el book de fotos pero otras realmente sienten el certamen y solas se van filtrando. El trabajo es pesado, tenés que participar de varias reuniones, se firman papeles, se citan a los papás, se ven las bases y condiciones y luego tenemos clases, desafíos, viajes.”

Foto: #Biensabido

Cuando Dana habla se nota su compromiso y dedicación por lo que hace. Entre mates y risas nos contó que ser mamá a los 14 años implicó dejar el secundario y volverse adulta de forma acelerada. Sus papás le enseñaron que uno debe ser responsable de sus actos, por eso el rol de madre trajo muchos cambios a su vida.

Foto: #Biensabido

Viendolo a la distancia se alegra de haber encontrado un programa: PIT 14-17, que le permitió terminar el secundario. Allí la contenían y podía ir con su bebé mientras estudiaba.  

Foto: #Biensabido

A los 16 años ya tenía su título secundario. Después de algunos tropiezos llegó a Monte Cristo y se inscribió en la tecnicatura en Gestión Agrícola. Para Dana “el conocimiento nos hace libres”. Hoy es maquilladora, está aprendiendo fotografía, hace algo de diseño. El año pasado comenzó a estudiar abogacía, también se animó a dar clases de maquillaje, una experiencia nueva, pero llena de satisfacciones. Tiene muy claro lo que quiere, más allá de todas sus pasiones quiere lograr su estabilidad económica, por ella y por su pequeño hijo.

Se considera una buena mamá, quiere estar presente en todas las cosas importantes de su vida. Inculcarle valores y herramientas para que Felipe se convierta en una buena persona “que sea lo que quiera ser, sin prejuicios, solo quiero que sea feliz y no lastime a nadie”.

Foto: #Biensabido

En el futuro se ve como una abogada, aunque sabe que le va a costar mucho. Quiere disfrutar de las cosas que no pudo disfrutar por ser madre tan joven, pero siempre acompañada de su hijo a todos lados. Viajar, salir. Es totalmente desprendida de las cosas materiales, no carga con excesos, está acostumbrada a tener lo justo y necesario. Será porque se ha mudado toda su vida.

Foto: #Biensabido

Se crío en una estructura de familia machista, como la mayoría de las mujeres e imagina un futuro sin diferencias, “a mi hijo no le enseño: a la mujer se la respeta, le digo: a todos se los respeta”. “Considero que las mujeres necesitamos un espacio para expresarnos, siempre y cuando no molestemos al otro. La mujer puede hacer lo que quiera, lo que considere pero siempre en el marco de la responsabilidad de sus actos.”

Foto: #Biensabido

Ya está organizando Nuestra Chica del Verano 2020, “me gustaría que la gente lo entienda como un certamen más de los esfuerzos, chicas lindas siempre hay. La misión es mostrarle a la gente que las cosas clásicas también pueden cambiar y adecuarse a la realidad de hoy”.

Podes conocer un poco más sobre el certamen y sus participantes en sus redes sociales:

Facebook: @NCV2019

Instagram: #ncv2019