Este es un tema crucial para cualquier emprendedora, profesional, mamá, trabajadora independiente, etc y hay muchos artículos relacionados al tema pero aquí haremos nuestra propia interpretación, porque soy una convencida que las teorías y los métodos no sirven de nada si no se adaptan a nuestra realidad.

Confieso que he probado muchos métodos de organización y que soy bastante fanática, desde la organización del placar, la cocina, las tareas, todo en casa está súper organizado y podría decir que mi materia pendiente es la cocina… aunque es mi próximo desafío.

Pienso que lo más importante de adoptar un método es probar diferentes opciones hasta encontrar una que se adapte a nuestros HÁBITOS de vida. Y en muchos casos tendremos que crear hábitos nuevos para lograr organizarnos.

Si ya haz probado organizarte sin tener éxito o si estás buscando hacerlo te propongo un ejercicio. Sigue estos pasos:

1-PLANTEATE OBJETIVOS:

Para qué queremos organizarnos? Lo principal es saber por qué queremos hacer esto, esa respuesta será la motivación que necesitemos cuando estemos a punto de abandonar la misión. Y además nos va a permitir no irnos por las ramas con un montón de otras cosas que aparecerán en el camino.

2- ANALIZA  TUS RUTINAS:

Debemos ser coherentes con nuestro estilo de vida. Si el método de organización requiere que me levante todos los días a las 6 am, cuando habitualmente soy de levantarme a las 9 am, lo más probable es que fracase al segundo día o ni siquiera pueda empezar. Seamos coherentes y busquemos un método que se adapte a nosotras. Para esto nos observemos: cuáles son mis horas del día más productivas?, qué cosas amo de mi emprendimiento? /por qué? que cosas no me gustan o reniego de hacer? /por qué?… hagámonos muchas preguntas!, en las respuestas está la clave.

3- HAZ TU PROPIO MÉTODO:

Esto es lo ideal… un poco de este, otro poco de aquel, voy probando, ajusto y llego al método que se adapte a mí, a mis necesidades, a mis objetivos, a mis tiempos de aprendizaje.

3- PRUEBA y CORRIGE:

La primera vez que apliques un método, generalmente, no va a funcionar, vamos a claudicar a la primera semana y diremos que esto no es para mí, que no funciona, etc, etc… la realidad es que esto es normal. Incorporar una rutina o un nuevo hábito es difícil, ya que modifica nuestro: piloto automático y el cerebro se resiste!!! Es ahí cuando debemos activar el pensamiento de motivación y recordar cuál es nuestro objetivo: para que estamos haciendo esto? Y cuál es el resultado que queremos alcanzar. También es muy des-estresante ser conscientes que todo aprendizaje requiere tiempo y práctica y el fracaso es un paso más de este proceso que requiere seguir intentando!

Aquí les dejo algunos link de las gurú del orden que te van a servir para inspirarte!

Brenda Haines Canal Youtube (click aquí)

Una nota sobre el método Marie Kondo que resumen lo mejor (click aquí)