Los veranos son como las vidas, muy diferentes. A veces queremos hacer muchas cosas y otras simplemente no queremos hacer ninguna. Desconectar o volver a conectar con todo aquello que ha estado habitado en el olvido… El verano es un tiempo que aloja sueños y despierta recuerdos y para muchos, tiempo de vacaciones.

¿Qué hacer en verano? ¿Quizá algunas de estas cosas?

  1. Aprovechar para rediseñar tu espacio vital… Y disfrutarlo.
  2. Ordenar el disco duro y organizar todas esas fotos que haces durante el año y se pierden como lágrimas en la lluvia..
  3. Caminar por la orilla del mar o del río…
  4. Leer revistas para luego realizar un bonito collage con ellas.
  5. Robar piedras de la playa para tu colección privada. Opcional pintarlas o hacer esculturas con ellas.
  6. Ordenar tu estudio, ordenar tu escritorio, ordenar tu casa, ordenar tu armario, ordenar tus libros, ordenar tu vida.
  7. Enmarcar alguno de esos carteles o fotos que tienes ahí guardados.
  8. Hacer una lista de cosas que te gustaría durante el año.
  9. Pasear por cualquier ciudad fotografiando cosas que te gustan
  10. Aprovechar para hacer un curso online de algo que querías aprender y no lo lograste.
  11. Aprovechar para ver exposiciones.
  12. Cortarte el pelo o cambiar de look
  13. Leer un libro, una novela, poesía.
  14. Escribir una carta a mano y enviarla.
  15. Ir a cenar a algún lugar que quieras conocer.
  16. Ir al cine con buena compañía.
  17. Tirar todas esas cosas que no te hacen falta y ocupan un espacio innecesario además de complicarte la vida cada vez que intentas buscar lo que realmente te hace falta.
  18. Disfrutar del silencio absoluto.
  19. Quedar con esa persona a la que siempre tienes ganas de ver pero nunca acabas viendo.
  20. Quedar con los amigos, sin planes, sin horarios. Y sin móviles.
  21. Bañarse en un río.
  22. Ir a un concierto al aire libre.
  23. Hacer listas de música según estados de ánimos. Sí, como las de Spotify pero tuyas.
  24. Ocuparte de tu mascota, bañarlo, acariciarlo, sacarlo a pasear sin horarios, sin prisas.
  25. Besar. Abrazar. Enamorarte.
  26. Ir en bici por lugares inusuales.
  27. Beber un buen vino o una buena cerveza.
  28. Hacer ejercicio.
  29. Darle una sorpresa a alguien.
  30. Rodearte de naturaleza y observar sus formas.
  31. Viajar, aunque sea a un lugar cercano por el placer de sentirte extraño.
  32. Reciclar algo.
  33. Decirle a alguien lo mucho que lo quieres o lo mucho que lo echas de menos.
  34. Bailar y dormir bajo las estrellas.
  35. Caminar descalzo.
  36. Cocinar una nueva receta con tu música favorita.
  37. No tener horarios.
  38. Plantar algo y regarlo para oler a tierra mojada.
  39. Tocar un instrumento, a pesar de que no sepas tocarlo.
  40. Sentarte en el suelo.
  41. Hablar con desconocidos.
  42. Dedicarle un día entero sin interrupciones a tu padre, madre, hijo…
  43. Darte un baño de barro.
  44. Caminar contando las baldosas.
  45. No hacerte selfies/ Hacerte selfies.
  46. Invitar a tus amigos a una fiesta temática.
  47. Dormir la siesta.
  48. Lanzarte en parapente.
  49. Jugar con pistolas de agua.
  50. Subir una montaña.
  51. Disfrutar de un helado.
  52. Cantar una canción con público… Siempre puedes pedirles que sean benevolentes.
  53. Seguir escribiendo esta lista con todas las cosas que quieras hacer… es más fácil de lo que parece.

Fuente: www.graffica.info