Comienza el frío y traemos el pelo reseco desde el verano, la recuperación no siempre es fácil así que decidimos consultar a un especialista. Nuestro amigo Walter Montenegro, reconocido estilista local nos decía: “El pelo es indomable en esta época, debemos tratar de tenerlo hidratado y nutrido, para eso hay muchos tratamientos nuevos, por ejemplo, el lifting capilar. Este es un tratamiento de hidratación a base de ácido hialurónico y aceites esenciales.

Rellena las escamas que se abren cuando el cabello se reseca y facilita que vuelva a su estado natural. Lo que busca es trabajar sobre la raíz del cabello fortaleciéndola, revitalizando el cabello desde raíz, estimulando el crecimiento y por sobre todo engrosándolo.

El tratamiento debe realizarse en 4 ó 5 aplicaciones, cada 15 días, por lo menos, para conseguir buenos resultados. El proceso de aplicación es sencillo: se lava bien el cabello, se aplica y deja actuar unos 15 minutos con calor húmedo (muy importante). Listo!

Si bien todos estos tratamientos se hacen en la peluquería, requieren la ayuda de las clientas en casa. Siempre les recomiendo usar un buen shampoo y acondicionador. Le llamamos bueno al que sea específico para su tipo de cabello y el tratamiento que esté realizando. El problema de los shampoo comerciales es que son muy agresivos y resecan el pelo.

Otra recomendación es que usen lo menos posible la planchita y el secador, porque la aplicación personal puede hacer que nos excedamos en algunas zonas del pelo y resequemos demasiado. Por eso: usar secador y planchita con mucho cuidado, al hacerlo vos sola no podés medir donde pones calor. Tratá de usar algún aceite o producto termo-activo antes de dar calor para proteger al pelo de los excesos.

A seguir los consejos de Walter! nos vemos la próxima.