Llega febrero y se acerca la época escolar. Para muchas familias es un alivio, para otras una carga muy grande.  La realidad es inevitable y febrero se vuelve una mezcla de vacaciones combinadas con preparativos y mil preocupaciones ya que llueven cuentas e impuestos para pagar: ¡Un gran desafío para todos!.

Lo cierto es que quieras o no, puedas o no, las clases empiezan igual y debemos preparar las cosas de los chicos. En nuestra ciudad tenemos una tienda que está a cargo de una mujer muy particular, por eso quisimos mostrárselas.

Norma tiene 43 años, trabajó 15 años en la fábrica de dulces Orieta. Es Técnica en Gestión y Administración de RRHH y su trabajo allí estaba relacionado al manejo de las personas, desde liquidar sus sueldos a saber cómo están y cuáles serían sus tareas diarias, entre tantas otras cosas. Siempre disfrutó relacionarse con la gente y para quienes la conocen: ¡eso se nota!

Decidió emprender un negocio propio y con el apoyo de una de sus hermanas, Coty, inauguraron Local Saa en 2011. Poco tiempo después descubrió un nicho interesante, cambió el nombre del local y se enfocó en las necesidades de las mujeres de 25 en adelante.

Impronta es un local con mucha personalidad, dedicado, en estos meses, a los uniformes escolares y a partir de abril a la ropa informal para mujeres.

Como su nombre lo dice, el local es un fiel reflejo de la personalidad de su dueña, con detalles muy personales, siempre muy positivo y al igual que Norma, lucha día a día abriéndose paso frente a la competencia. Con alma inquieta y muy proactiva Impronta se mueve de aquí para allá buscando brindar el mejor servicio con variedad de productos y siempre de buena calidad.

Este año se mudó a 9 de Julio 15, a metros de Peluquería Apolo. Allí el local se prepara con productos escolares entre medias, uniformes, chulas para el cabello, camperas, conjuntos de gimnasia, mochilas y mucho más. La prioridad es dar una solución a las familias que lidian con las necesidades escolares y las cuentas para pagar. Por eso Impronta les brinda todos los planes con tarjeta e incluso se puede dejar una seña para ir reservando el uniforme de los chicos con tiempo.

Norma siente a cada cliente como un socio en esta tarea de preparar a los chicos en su ciclo escolar, apuesta a promocionar su local con todo tipo de herramientas para poner a disposición de las familias una comunicación piola, desde Facebook, Instagram, whatsapp hasta los tradicionales cartelitos blanco y rojos que inundan la ciudad.

Su dinamismo y simpatía la ponen al pie del cañón a la hora de visitar jardines, escuelas y repartir volantes entre las mamás, a la salida de la jornada escolar.

Ha diferencia de otras tiendas, Norma sabe que, no cuenta con espalda financiera y eso le juega en contra muchas veces, pero su empuje y sus ganas de progresar la impulsan siempre para adelante y esto le da la gimnasia mental para pensar todos los días en nuevas estrategias para ganarse la confianza de sus clientes.

Impronta vino para quedarse y de una u otra manera se impone en la ciudad, fiel a sus valores y convicciones, porque siempre se puede y la gente ama a los valientes! Nosotras también. Éxitos Norma y bienvenida a Épicas Mujeres.