La Creatividad es una habilidad sobre demandada en estos días. Todas/os quieren ser CREATIVOS y pensar que no hace muchos años se consideraba una pérdida de tiempo invalorable, jajaja. Las cosas cambian como la moda, pero “los cambios siempre son parte de una evolución”.

Hace unos días charlando con mi compañero de ruta él me decía: –el deporte es así… realmente aprendés cuando competís con otros, mejores que vos– y me quedé pensando, pucha!… ¡la creatividad es lo mismo! Realmente te ponés creativa cuando interactúas con personas más creativas que vos.

Me canso de escuchar a mujeres que dicen: ¡No se me cae una idea!, me faltan ideas, no sé qué poner, etc, etc…

Chicas eso no es FALTA DE CREATIVIDAD, eso es no entender cómo se alimenta y desarrolla la creatividad. Me costaba entender su funcionamiento porque desde muy chiquita desarrollo esta habilidad y para mí es muy natural. Soy una máquina de ideas, la mayoría no las llevo a cabo (jajaja) pero nunca me faltan. Sin embargo ayudar a otros a tener ideas es diferente.

Cuando comencé a estudiar el Neuromarketing y a leer libros sobre el funcionamiento de la mente lo vi con más claridad.

Crear, imaginar, pensar son capacidades que tenemos TODOS los seres humanos (por defecto) jajaja. Para pensar mejor necesitamos algunas cositas a tener en cuenta:

  • Que nuestro cerebro (el músculo del pensamiento) funcione bien y para eso debemos:
  • Alimentarnos bien (poca azúcar, mucha fruta, cereales, AGUA, etc),
  • Activar la oxigenación (hacer ejercicio) no es necesario que vayas al gimnasio, basta con salir a caminar 15 minutos todos los días, una serie de 15 minutos de ejercicios en casa o bailar 20 minutos.
  • Activar los químicos positivos para nuestra mente, aquellos que emanan sustancias que hacen que todo fluya y funcione de forma adecuada. Esta es la parte más difícil, pero se puede con un poquito de motivación, alegría, pensamiento positivo, ganas de vivir. Ojo la tristeza también tiene un poder enorme en la creatividad (otro día hablamos del tema).
  • Y por último: alimentar a nuestro cerebro de EXPERIENCIAS si si, debemos meterle ingredientes para que se bata todo en el cerebro y pueda cocinarse una idea genial. ¿Cómo se logra? Interactuando con personas que nos aporten charlas interesantes, diferentes a las habituales. Visitar lugares nuevos, oler aromas distintos a los habituales, tocar cosas extrañas, leer cosas nuevas, estudiar algo, hablar con desconocidos. Básicamente ponerle al cerebro un desafío, una novedad… ponerlo a trabajar.

Es importante que hagas estas cosas por varios días y si se te convierten en hábito habrás entrado al club de las CREATIVAS (es broma), aunque pensándolo bien esto es serio, muy serio porque ser creativa te ayuda no solo a hacer un post bonito para tus redes, si no también a pensar soluciones a tus problemas, a reinventar tu negocio, a crear estrategias de ventas a lidiar mejor con tus clientes difíciles y a superar situaciones sin sentirte estresada permanentemente. Mirá si es positivo!

La creatividad es mucho más simple de lo que crees, solo tenés que darle una oportunidad. De mis alumnas y clientas a las que he ayudado a crear contenido aprendí que basta un toque de confianza y darles un desafío difícil para que explote su creatividad en menos de 1 semana. Los resultados son maravillosos aún en personas que me decían: “no se me cae una idea!”

Y claro, te vas a volver más creativa si te acercas a las personas creativas. Te gustaría hacer una amiga nueva? La gente copada ama hacer sociales, ellas saben bien lo valioso de las relaciones interpersonales. Así que, sacate el saco de víctima poco creativa encerrada en su pequeño mundo gris y salí a hacer nuevos amigos, codéate con las grandes, de ellas se aprende bocha!!!!! (como dicen los chicos). Y no te olvides de descansar, que la creatividad funciona mejor cuando estás tranquila.