“Una mujer con el cabello hermoso no necesita nada más” El cabello es parte fundamental de nuestra belleza y personalidad, es por eso que consultamos a Jael Montibello de Bella Beauty Store y nos propuso una rutina de cuidado para tenerlo siempre fantástico.

 “Todas las mujeres deben aprender a manejar su cabello. Parece obvio, sin embargo la mayoría de las consultas que recibimos en Bella son respecto a los cuidados diarios del cabello. Muchas veces nos quejamos del estado de nuestro pelo porque ignoramos cómo llevar una buena rutina en casa”.

Lo primero es identificar tu tipo de cabello: Si no te resulta fácil debes preguntar a tu peluquero/a de confianza. El profesional conoce tu cabello, sabe cómo se comporta y  es la persona más calificada para asesorarte.

En la mayoría de los casos el problema suele ser por falta de hidratación de nuestro cabello. Nuestro problema es que no hidratamos de manera correcta y eso provoca un pelo pastoso, seco, quebradizo, etc.

¿Cuál es la solución?

Para tener un pelo lindo lo ideal es tener una “Buena rutina diaria” y aquí les vamos a contar cómo llevarla:

  1. El Shampoo.

El cuidado empieza con un buen shampoo. Es importante porque lo usamos todos los días y si el shampoo no es el adecuado para nuestro cabello terminamos agrediéndolo de forma sistemática. Por eso te recomendamos comprar un shampoo específico para TU TIPO DE CABELLO. No siempre es el más caro. Hay muchos tipos de shampoo, diferentes según las necesidades de tu pelo: neutros, con keratina, con argan, etc. Un error muy común es creer que el shampoo debe hacer mucha espuma, por el contrario, lo ideal es que no tengan detergentes agresivos.

Bella: David Linares 120 Monte Cristo

2. El Acondicionador.

Después de lavar la cabeza debemos usar un buen acondicionador. Este también deberá ser el indicado para nuestro tipo de cabello. Si tenemos cabellos teñidos debemos buscar los acondicionadores ácidos, éstos cierran la cutícula y hacen durar más el color.

3. Desenredante

Este es un producto que no se enjuaga. Se usa cada vez que nos lavamos, después del acondicionador y de haber secado el cabello con toalla. Es conocido también como la crema para peinar. Ahora se usan muy livianos incluso vienen como spray. Podemos encontrarlos con diferentes propiedades: protector solar, filtro UV, de reparación con keratina, argán, etc. Son una especie de nutrición sin enjuague. Se recomiendan mucho para las chicas con pelo ondulado y para los cabellos largos. Facilita el peinado, sin tironearlo. Se usa todos los días.

Bella: David Linares 120 Monte Cristo

4. Nutrición:

Para completar una buena rutina de cuidado del cabello se recomienda realizar una nutrición una vez a la semana. Entre las tantas opciones que hay podemos mencionar: la máscara de palta, el aceite de coco, aceite de argán, de macadamia, alguna ampolla, etc. Son todos productos naturales derivados de los aceites y son muy hidratantes.

Después del shampoo, secamos con toalla, aplicamos la nutrición, damos un poquito de calor y dejamos actuar entre 10 y 15 min. Una vez a la semana nos mejora muchísimo el estado del cabello.

Bella: David Linares 120 Monte Cristo

5. Reparador de puntas.

Por último, en caso que usemos mucho la planchita o el secador, debemos usar un Reparador de Puntas. Ponemos en las puntas del cabello unas gotitas de aceite de argán o aceite de lino, son la tendencia para después del calor intenso.

Si sigues esta rutina de cuidado tu cabello siempre lucirá lindo, brillante y sano.

Te damos unos tips para cabellos teñidos:

La tintura dura 28 lavados, después debemos volver a teñir, porque si no el pelo sufre y se reseca. Si sólo teñimos la raíz, el resto del cabello se deteriora.

La tintura no daña el cabello. Lo que lo daña es la decoloración.

Si usamos colores claros y fantasía o tenemos muchas canas la tintura debe renovarse cada 15 o 20 días.  Y es importante evitar la planchita y el secador. Estos colores requieren mucha decoloración y por ende mucho cuidado, generalmente retocar el color una vez a la semana. En estos casos se debe usar un shampoo sin sal (sulfatos) y sin siliconas.

Para proteger el cabello no se recomienda decolorar más de 2 tonos de nuestro color natural. De lo contrario debemos extremar los cuidados.