En asesoría integral de imagen, la colorimetría es la rama encargada de identificar qué colores te favorecen y cuáles no, ya que dependiendo de los que usemos cerca de nuestro rostro nos veremos más frescas o iluminadas, o caso contrario apagadas, pálidas e incluso marcando sin querer nuestras imperfecciones (líneas de expresión, manchas, ojeras, etc.).

Aunque el diagnostico normalmente se hace de manera personal, te daré algunas guías para saber a qué “estación” perteneces. En este caso las estaciones son verano, otoño, invierno o primavera y se identifican de acuerdo al color de nuestra piel, ojos y cabello.

Otro factor, para que tengas en cuenta es la importancia e impacto que pueden tener ciertos colores sobre las otras personas, ya que un color puntual que te ilumine u opaque, puede variar la percepción del otro sobre nosotros, e incluso puede afectar nuestro estado de ánimo sin darnos cuenta. Esta guía aportará a que te sientas mucho mejor y que proyectes una mejor imagen de ti misma.

Estaciones cálidas

Primavera

Tienes un aspecto luminoso, además hay poco contraste entre tus ojos, cabello y piel:

Ojos: ojos  claros, azules, azul turquesa y verdes grisáceos.

Cabello: Rubio, con visos dorados o platinados.

Piel: Un tipo de piel delicada, al broncearte lo haces fácilmente y tiendes a tomar un tono dorado.

Colores ideales: Coral, Turquesa pálido, camel, verde manzana, celestre brillante, tonos luminosos.

Scarlett Johanson

Otoño

Ojos: marrón, cafés dorados, verdes y azules

Cabello: Todos cobrizos y castaños con destellos cobrizos.

Piel: Es de aspecto cálido, amarillento y dorado, con toques rosados y quizás algunas pecas.

Colores ideales: turquesa, marrón, azul petróleo, anaranjado oscuro, verde militar, tonos tierra, bronce, cobre y oro.

Jennifer López

Estaciones frías

Verano

La principal característica es tener tono frío, donde te cuesta mucho broncearte y tu piel tiende a ser rosada y ponerse colorada al tomar el sol.

Ojos: azules grisáceos, avellana o verde azulado.

Cabello: Puedes ser rubia, o con cabello marrón oscuro o rubio ceniza.

Piel: Tu tono base es azulado, blanco lechoso.

Colores ideales: Azul pálido, celeste, fucsia, lavanda y tonos pasteles.

Kiesten Dunst

Invierno

Te caracterizas por tener un estilo Blanca nieves, a nivel de contraste entre piel, ojos y cabello, pero no necesariamente debes tener tez muy blanca, también puedes ser trigueña o morena, pero con un gran contraste por el color de tu cabello, o dientes o esclerótica de tus ojos por ejemplo.

Ojos: desde marrón oscuro, hasta azul oscuro y verde claro.

Cabello: Negro, castaños oscuros, destellos rojizos o ceniza.

Piel: Blanca, pálida, o bien color oliva, piel negra azulada.

Colores ideales. Negro, blanco puro, rojo italiano, grises y tonos plateados.

Jennifer Connelly

Ahora ya conociendo a que estación perteneces, no volverás a cometer el error de comprar prendas por qué el color está de moda, esta vez lo harás de manera objetiva destacando tus rasgos y cualidades naturales…estarás en armonía con esos colores que te harán ver más hermosa.