Athina Martínez es una chica independiente y en constante movimiento. Tiene 24 años  y comenzó con Pilates desde muy chiquita, a los 12 años, acompañando a las clases a su mamá. Así se fue acercando a la disciplina y enamorándose de la actividad física.

Cuando terminó el secundario, su entretenimiento se convirtió en su trabajo. Realizó el instructorado y comenzó a dar clases de Pilates con solo 17 años.

Ella nos cuenta cómo el dar clases la ayudó a superar su timidez, a relacionarse con diferentes personas y a hacer muchos amigos, con los cuales disfruta reunirse y compartir buenos momentos.

Athina, a su vez, estudia Psicología y anhela poder combinar sus dos pasiones. Hoy, mediante sus clases, anima a sus alumnas a levantar la autoestima, a superar sus miedos y esas limitaciones, que están más en la mente que en el cuerpo, y alcanzar un bienestar.

Siempre en busca de nuevas formas de ejercitarse, incursionó en el Aero Pilates, fusión de varias disciplinas -Yoga, Pilates, Acrobacia- llevadas al columpio. Este método de conciencia corporal utiliza la suspensión como medio para poder reestructurar el cuerpo y mejorar la calidad de vida.

En una clase de Aero Pilates, en un primer momento hay una entrada en calor, movilidad articular y estiramiento. Luego, se presenta una primera parte de entranamiento en donde el objetivo es desarrollar la fuerza necesaria para realizar las diferentes posturas. Ya en la segunda parte de la clase se realizan inversiones y distintas figuras en donde entra en juego la gravedad y la disciplina demanda trabajo en equipo y confianza en el otro.

Los grupos con los que trabaja Athina son de alrededor de siete chicas debido al acompañamiento y atención que ella dedica a cada una de sus alumnas. Esta actividad requiere de concentración, fuerza, flexibilidad y del conocimiento de uno mismo, de su cuerpo. Aero Pilates no tiene que ver con repeticiones, sino más bien con una progresión y un avance, un desafío físico y mental.

En la complejidad de las figuras, que sus alumnas han logrado realizar, se ve el progreso que han alcanzado los diferentes grupos de la instructora. Los cuales, cabe destacar, son de lo más variado en cuanto a edades y a contexturas físicas.

Muy pronto, en el gimnasio Vida Activa, Athina va iniciar con una propuesta súper innovadora para Monte Cristo: Bungee Fit, un entrenamiento de suspensión de bajo impacto que se realiza con arneses e implica vencer la fuerza de los elásticos.

Ella cree que toda actividad física ayuda a nuestro estado ánimo y a sentirnos mejor con nosotros mismos. Las mujeres de hoy ya no se quedan en sus casas; buscan dedicarse tiempo, aunque sea una horita a la semana, y hacer cosas que las hagan sentir bien.

Además de todas estas actividades, lunes y miércoles a las 22 hs dicta clases de GAP (glúteos, abdominales y piernas) en Danza & Arte Monte Cristo. Nos comenta cómo, a pesar de la hora, sus alumnas salen de sus trabajos y no dejan de ir a las clases. Se hacen el tiempo.

Peinado: Yamile Marquez / Maquillaje: Ariel Sosa Galian

En constante capacitación y con mucha energía para incursionar en nuevas disciplinas para las mujeres de Monte cristo, Athina nos sigue sorprendiendo con sus clases y motivando a que nos sintamos saludables, tanto física como mentalmente.

En el caso de que te haya interesado alguna de estas propuestas, podés hacerlas en el gimnasio Vida Activa:

  • Pilates: lunes de 9 a 10 hs, de 15 a 16 hs y de 20 a 21 hs; martes de 20 a 21 hs; miércoles de 8 a 9 hs, de 10 a 11 hs y de 20 a 21 hs; jueves de 9 a 10 y de 20 a 21 hs y viernes de 8 a 9 hs, de 10 a 11 hs y de 14 a 15hs.
  • Aero Pilates: lunes de 14 a 15 hs, miércoles de 9 a 10 hs y de 14 a 15 hs y viernes de 9 a 10 y de 20 a 21 hs.
  • Ahora también: Bungee fit: lunes y jueves de 10 a 11, miercoles y viernes de 15 a 16 hs y martes y jueves de 19 a 20 hs y de 21 a 22 hs.