Antonia Castellano vive en Capilla de los Remedios, a pocos kilómetros de nuestra ciudad, es madre de 4 hijos (Ivana, Lorena, Miguel y Mickaela) fue enfermera en su juventud y ahora es jubilada. Su espíritu inquieto y su historia le hicieron aprender una gran lección en la vida: no somos nuestro destino, somos lo que queremos ser, por eso siempre luchó en su hogar para darle lo mejor a sus hijos, trabajando en varias actividades si fuese necesario. Hace unos años descubrió a una empresa que le daría la posibilidad de convertirse en “emprendedora” y este fue un cambio superador en su vida.

Pasó de servir a los demás a emponderarse y tener su propio negocio. Essen, la empresa argentina de artículos de cocina, le permitió establecer relaciones con otras personas, desafiar sus propias capacidades de venta y persuasión, aprender y escuchar a la gente para poder ofrecerles productos útiles.

Pero, porqué Antonia eligió está empresa? Essen surge en 1980 cuando Wilder Yasci, hijo de un matrimonio santafesino abre una pequeña empresa de fundición de aluminio para la fabricación de mecheros de cocina, entre otros productos. El negocio familiar de mecheros comenzó en 1954 y prosperó hasta cubrir la demanda de todas las cocinas a gas de la Argentina.

A fines de la década del setenta, durante un viaje a Nueva York, Wilder y su amigo Roberto Angelini descubrieron una cacerola de aluminio que les llamó la atención y decidieron crear un modelo propio en su fundición. Luego de dos años de pruebas y errores, produjeron las primeras cacerolas a las que denominaron “Essen”, que significa “comer” o “comida” en alemán, idioma vinculado a las raíces de Mirta, la esposa de Wilder.

Realizaron diferentes intentos para encontrar la mejor forma de comercializar sus productos. Hasta que, a partir de una sugerencia de su esposa, Wilder decidió organizar una reunión con las vecinas de un pueblo cercano a Venado Tuerto. Allí, cocinó diferentes preparaciones en las cacerolas y deslumbró con sus funciones, su rapidez y su practicidad.

La empresa surge en un pueblito del interior de Santa Fe, en el seno de una familia trabajadora, con humildad pero con muchísimo compromiso. Para Antonia, como muchas personas que se acercan a la empresa, Essen, es una oportunidad de negocio, ya que su sistema les permite generar ingresos manejando sus tiempos. Por supuesto, todo depende de la capacidad de venta de cada persona, pero Antonia sabe que esto es entrenable y que lo más importante son las ganas y la motivación, por eso siempre invita a las mujeres y hombres, que quieran sumarse a su equipo de trabajo, para conocer el sistema, con demostraciones, sistema de puntos y premios.

No se trata de vender cualquier cosa, si no de vender productos alineados a las necesidades actuales. Las ollas Essen tienen una calidad indiscutida, una trayectoria que las avala, pero también cuenta con una cara social que pocos conocen y que da, a quienes compran sus productos, un plus importante.

La empresa tiene 3 pilares de responsabilidad social que valen la pena conocer:

Fundación Essen, que apoya programas destinados a revertir situaciones de desnutrición o malnutrición infantil.

Cuidado del Medio Ambiente. Desarrollan sus procesos con las últimas tecnologías y bajo los más estrictos controles ambientales. Cuentan con una planta de tratamiento de efluentes líquidos, a través de la cual acondicionan y clarifican toda el agua utilizada en el proceso de fabricación. Y una planta de purificación de efluentes gaseosos, que filtra todos los gases y humos que resultan de las distintas etapas de producción y que son nocivos para el medio ambiente.

Cuentan también con un Refugio Canino. En Venado Tuerto, dan hogar, cuidado y atención sanitaria a más de 400 perros rescatados de situaciones de abandono, maltrato y otros riesgos.

Por todo eso, la pequeña fundición se transformó en la fábrica de cacerolas de aluminio fundido más grande del mundo y cuentan con más de 10.000 emprendedoras Essen, entre ellas está Antonia.

Esperamos que te guste esta historia y aquí te dejamos su teléfono para que puedas contactarte con ella, ya sea para recibir su asesoramiento en toda la línea de productos Essen o contarte cómo funciona su sistema de trabajo, quien te dice, quizá vos también podrías ser una emprendedora.

Antonia Castellano cel.: 351 754-3192