El 1 de agosto fue el Día de la “Pacha Mama”, nuestra madre tierra, este planeta que tanto nos da y al que tan pocas veces recordamos que debemos agradecer y honrar. Los nativos y nativas de la zona noroeste de nuestro país le brindan su homenaje, en cualquier momento del mes, haciendo un pozo en la tierra y en una hermosa y seria ceremonia le comparten alimentos, bebidas, cigarros y todo aquello que disfrutan aquí en la tierra, cantándole y orando para que sea un buen año; que no les falte salud, alimento, agua, alegría y sobretodo conciencia. Luego cubren la ofrenda con tierra y encima del sitio elegido se colocan piedras, con mucho respeto, armando un montón organizado, que no se caiga y que sirva de señal de que en este sitio se honró a la pacha, con una “apacheta”.

Foto: wikipedia. Autor: Eugenio Costa

Te invito a que te animes y pruebes de hacer tu propia apacheta, para que entre las cosas que honras también esté la tierra que andamos y que tanto da, sobre todo a este pueblo agrícola.